Neocolonialismo: Una invasión a Niger puede llevar a una guerra franco-africana

825

Maxime Doucrot

Desde que el ejército de Níger, bajo el mando del general Abdourahamane Tchaini tomó el poder el 26 de julio, se manifestó un aumento exponencial de las tensiones entre Niamey y sus antiguos amos coloniales en París, que llegó al punto en que Francia ahora está considerando seriamente invadir el país de África occidental.

El presidente francés Emmanuel Macron, dijo que no tolerará ningún ataque contra su país y sus intereses: “Cualquiera que ataque a ciudadanos franceses, al Ejército, a diplomáticos o a bases francesas, verá cómo Francia toma represalias de inmediato“.

Pero una invasión francesa de Níger podría convertirse en una guerra franco-africana total. Varias de sus antiguas colonias fueron fuente de extracción masiva de riqueza y, dados los problemas recientes que enfrenta París, estos recursos podrían ser más importantes que nunca.

El nuevo gobierno advirtió que responderá de forma inmediata a cualquier «agresión o intento de agresión contra el Estado de Níger», y aclararó que la amenaza no estaba dirigida a los «países amigos» suspendidos de la comunidad africana, en referencia a Burkina Faso y Mali, que también están gobernados por militares alzados. Estos dos países advirtieron en una declaración conjunta que «cualquier intervención militar contra Níger sería considerada como una declaración de guerra».

El gobierno militar se retiró de varios acuerdos de defensa con Francia el jueves, entre ellos los vinculados al despliegue de tropas francesas en Níger y al «estatuto» de los militares partícipes de la lucha antiyihadista.

Mientras, los cambios geopolíticos recientes en el área han dejado a Francia en gran medida impotente. Después de la derrota de su intervención de casi una década en Chad el año pasado, ha mantenido las bases en Costa de Marfil, Senegal y Gabón, pero, ninguna de ellas puede usarse como escenario para una invasión dada la limitada cantidad de tropas estacionadas allí.

Líderes de países del oeste de África amenazaron con atacar a los militares que tomaron el poder en Níger, si no lo devuelven en una semana. Y Francia advirtió a los golpistas que habrá “represalias inmediatas”, mientras España anunciaba la suspensión de su cooperación bilateral luego de que miles de nigerinos que apoyan el golpe  se manifestaran frente a la embajada francesa y arrancaran la placa de entrada.

Francia se enfrenta ahora a un dilema estratégico. Si deja que Níger continúe su camino hacia la independencia real, Francia no podrá seguir explotando los recursos naturales del país. Varias de sus antiguas colonias han servido como fuente de extracción masiva de riqueza y, dados los problemas recientes que enfrenta París, estos recursos podrían ser más importantes que nunca.

El presidente Mohamed Bazoum, elegido hace dos años en la primera transferencia pacífica del poder en Níger desde su independencia de Francia en 1960, esta retenido desde el miércoles pasado en el Palacio Presidencial. Y el general Abdourahamane Tchiani se proclamó nuevo líder nacional. El golpe generó una condena internacional y tuvo repercusión en Francia, que tiene 1.500 soldados en el país e importantes intereses económicos en el uranio nigerino.

Los jefes militares de África occidental definieron un plan de cara a una «posible intervención» contra la junta que tomó el poder en Níger, tras el fracaso de una mediación para restituir en el poder al derrocado presidente Mohamed Bazoum.

» Se definieron todos los elementos de una posible intervención, incluidos los recursos necesarios y el cómo y cuándo vamos a desplegar esa fuerza», dijo el comisionado de Asuntos Políticos y de Seguridad de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (Cedeao), Abdel-Fatau Musah.

La advertencia de la Cedeao llega tras el fracaso de una misión del bloque para restituir a Bazoum y del anuncio por parte de la junta de la ruptura de los acuerdos de cooperación militar con Francia, ahondando la crisis en una región confrontada a un fuerte accionar de grupos yihadistas.

La misión partió la noche del jueves de Niamey,  sin haberse reunido con Tchiani ni con Bazoum, el mandatario derrocado que se ecuentra bajo arresto.

Este domingo miles de personas se manifestaron en Niamey a favor de los golpistas, coreando el nombre del presidente ruso Vladimir Putin, que la semana pasada anunció la cancelación de 90 millones de dólares en deuda y contratos de armas con más de 40 países africanos, así como la entrega de granos gratis a seis de ellos.

Bazoum -que está detenido junto a su familia- dijo  en una columna de opinión publicada por el diario The Washington Post,que si el golpe tiene éxito, tendrá «consecuencias devastadoras para la región y el mundo entero» e instó al gobierno de EEUU y a la comunidad internacional a «ayudar a restaurar el orden constitucional».

«Escribo esto como rehén», precisó el mandatario derrocado el 26 de julio por militares. «Nuestro gobierno llegó al poder en 20121 a través de una elección democrática. Cualquier intento de derrocar un gobierno legal debe ser enfrentado,» escribió. Bazoum aventuró que la asonada pondrá a la región del Sahel bajo la influencia de Rusia a través de los mercenarios del grupo Wagner.

Rusia, por su parte, expresó que una intervención extranjera no va a resolver la crisis en Níger. «Es poco probable que una intervención de cualquier fuerza extrarregional pueda mejorar la situación», dijo el portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov, que llamó a un «restauración rápida del orden constitucional».

En tanto, Francia aseguró  que «sólo las autoridades nigerinas legítimas» pueden romper los acuerdos de cooperación militar, no los autores del golpe de Estado.»Francia recuerda que el marco jurídico de su cooperación con Níger en materia de defensa se basa en acuerdos celebrados con las autoridades nigerinas legítimas», afirmó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia.

Francia tiene desplegados 1.500 soldados en este país con la excusa de la lucha antiyihadista y esta semana evacuó a 1.079 personas del país, más de la mitad de ellos franceses.

El golpe de estado en Níger supone un nuevo golpe para Francia y MacronEl viernes se levantó el toque de queda impuesto por los golpistas. El toque de queda, junto al cierre de fronteras y la suspensión de todas las instituciones del estado «hasta nuevo aviso» había sido anunciado por la junta militar . En varios ciudades de Níger, miles de personas marcharon el jueves para apoyar a los golpistas, coincidiendo con la conmemoración de la independencia del país de Francia, en 1960.

El  neocolonialismo

La explotación de las “antiguas” colonias francesas ha continuado sin cesar durante más de medio siglo, incluso después de que se les concediera la “independencia”, pero Francia es el principal beneficiario de esta relación unilateral. Este robo neocolonial puro unido a la incapacidad de Francia para hacer frente a varias insurgencias terroristas en la región, ha sido la razón principal detrás de una serie de levantamientos populares en el Sahel,  señala el analista geopolítico Drago Bosnic.

Una posible alternativa para París podría ser el uso de su influencia neocolonial en la CEDEAO (Comunidad Económica de los Estados de África Occidental, lo que deja a sus miembros en riesgo de tener más levantamientos antioccidentales, ya que el polo de poder beligerante es profundamente impopular en el área.NIGER: URANIO Y MISERIA | Javier Jiménez Olmos

Algunos miembros de la CEDEAO, como Nigeria, podrían ser la mejor opción geográfica, pero dado que París tiene poca o ninguna influencia en Abuja, esto es muy poco probable Y Nigeria tiene más que suficientes problemas propios como para servir como escenario para una invasión neocolonial. Lógicamente, esto deja a Chad como la única opción, pero también es una posibilidad muy remota.

Para empeorar las cosas para Francia, Argelia se ha unido al coro de los aliados de Níger. El país que encabezó la independencia de muchas de sus colonias en la década de 1960 es hoy una superpotencia africana, fuertemente armada y muy motivada para no permitir nunca que París ni ninguna otra potencia (neo)colonial occidental establezca un punto de apoyo firme en la región.

Esto todavía deja a Chad como la única opción viable para una invasión, ya que el país fue un escenario fundamental para prácticamente todas las operaciones militares francesas en el área, incluida la invasión ilegal de Libia.

Niamey, la capital de Níger, se encuentra en la esquina suroeste del país, cerca de la frontera con Burkina Faso. Incluso en el caso improbable de que algún vecino intervenga, Níger todavía tiene una cómoda oportunidad para resistir la invasión, que bien podría terminar en un desastre para Francia, ya que otra derrota militar en el área conduciría inevitablemente al colapso total de su sistema neocolonial.

Níger | Los golpistas retiran embajadores de Francia, Estados Unidos, Nigeria y Togo | EuronewsDejar las cosas como están también podría alentar a otros países a rebelarse contra el neocolonialismo occidental en otras partes de África… y posiblemente más allá.

Hasta ahora, los aliados de Francia en la OTAN, se han mantenido silenciosos y neutrales, incluido Estados Unidos que tiene una base militar en la parte central del país, la Base Aérea de Níger 201, dirigida por su Comando Africano, pero sus capacidades operativas se limitan principalmente a ataques con aviones no tripulados, con las tropas desplegadas allí compuestas en gran parte por un esqueleto tripulación que proporciona servicios básicos de seguridad.

Junto con el reciente enfriamiento de las relaciones entre Estados Unidos y Francia, esto hace que sea muy poco probable que el Pentágono apruebe cualquier tipo de participación estadounidense en una posible invasión francesa, a pesar de que a Washington le interesa mantener el neocolonialismo occidental en África tanto tiempo como sea posible.

El uranio

En Europa crece la preocupación respecto a la exportación de uranio desde el país africano, uno de los principales productores de este elemento a nivel mundial. Según datos de la Asociación Nuclear Mundial (WNA), Níger es el séptimo mayor productor de uranio del mundo, un metal utilizado sobre todo en la energía nuclear, aunque también en tratamientos contra el cáncer o en la industria marina.

Níger produjo 2.020 toneladas métricas de uranio tan solo en 2022, lo que representa entre el 4% y el 5% de la producción minera mundial. El año anterior, 2021, la producción fue todavía más alta, alcanzando las 2.991 toneladas.

Dentro de Europa, destaca Francia por su presencia en varias minas del país, como las situadas cerca de la ciudad de Arlit. La gala Orano, especializada en extracción de uranio, es una de las principales compañías internacionales que opera en la nación. A pesar del anuncio de las nuevas autoridades nigerinas de suspender las exportaciones de uranio a Francia, Orano negó que el suministro se haya congelado tras el golpe.

A pesar de que Niger se posicionó como el tercer proveedor de uranio de Francia entre 2005 y 2020 y el segundo de la Unión Europea, las autoridades galas y europeas aseguran que los últimos acontecimientos no tendrán un impacto inmediato en las necesidades de uranio, aunque estén considerando una invasión a su excolonia para asegurar ese suministro.

Una semana después del levantamiento, la Junta Militar liderada por Abdourahamane Tchiani ha anunciado la reapertura de las fronteras terrestres y aéreas con Argelia, Burkina Faso, Mali, Libia y Chad.

*Académica y analista  francesa, asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE)

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.