Crisis sanitaria en Ecuador con record de casos: hasta inoculan sin vacuna

 

Eloy Osvaldo Proaño|

En medio de reportes de nuevas variantes del coronavirus, Ecuador superó el último fin de semana su récord mensual de nuevos casos de covid-19 cuando todavía queda una semana para que termine abril, mientras comenzó a regir el confinamiento decretado por el gobierno para contener el repunte pandémico, ante la manifiesta ineptitud y desinterés de las autoridades.

Pese a los informes oficiales, en Ecuador sólo se ha vacunado a una pequeña porción de los mayores de 70 años. Y a algunos ni se sabe siquiera qué vacuna le pusieron o si realmente le inyectaron era una vacuna.

Ecuador, con 17,5 millones de habitantes, reporta oficialmente 372.754 casos y 18.158 muertos. Quito es la ciudad más afectada con más de 120.579 infectados, seguida por Guayaquil, que vivió lo peor de la pandemia entre marzo y abril del año pasado, cuando sus sistema de salud y funerario colapsaron y los cadáveres de muertos por el coronavirus eran abandonados en las calles.

El gremios médico, entre otros, sostiene que hay un subregistro de muertes desde que se declaró la presencia del virus en el país. El número de muertes, se calcula y/o especula, podría ser el doble del declarado oficialmente.

Lo que causó una nueva ola de indignación popular fue la viralización en redes sociales de un video grabado por un hombre de la tercera edad que acudió este domingo a vacunarse a la explanada de Mucho Lote, en el norte de Guayaquil, que muestra cómo un enfermero le clava una aguja en el brazo derecho y luego la retira sin inyectar la vacuna.

Esto ocurría mientras el enfermero recomienda al paciente colocarse compresas de agua fría en el brazo al llegar a su casa y que tome paracetamol en caso de fiebre o malestar. En el video se ven las caras del enfermero y del paciente. Tras la supuesta inmunización el hombre de la tercera edad le dice al enfermero “gracias, mijo”, toma su celular y se retira.

Abril, con 44 mil infectados, se convirtió a la fecha en el mes con el mayor número de nuevos infectados, de acuerdo con el último balance del ministerio de Salud, cifra que sobrepasa el récord mensual de 42.600 registrado en marzo. El país enfrenta una nueva ola de covid-19, que llevó al gobierno a imponer de lunes a jueves un toque de queda nocturno de nueve horas y otro de 57 horas que se extiende de viernes a lunes.

El neoliberal aún presidente de Ecuador, Lenín Moreno, también declaró un estado de excepción en 16 de las 24 provincias y el teletrabajo obligatorio en todo el país. Las clases presenciales siguen suspendidas. Asimismo, el decreto contempla la suspensión de los derechos de libertad de tránsito, asociación y reunión, así como de inviolabilidad de domicilio… pero no soluciones a la pandemia.

El aumento de casos ocurre también mientras se registra una nueva variante del coronavirus en el país. Confirmó Camilo Salinas, ministro de Salud, «la presencia de 5 casos de nueva variante C.37 identificada en Perú y Chile» en la costera provincia de El Oro y en la andina Pichincha, cuya capital Quito, en la mitad del mundo con unos 2,8 millones de habitantes, es la ciudad más golpeada por la pandemia.

También circulan en el país las variantes brasileña, de Reino Unido y de Nueva York, de acuerdo con el Instituto de Microbiología de la Universidad San Francisco, encargado de los análisis.

Lenín Moreno intenta de todas formas desligarse de la grave crisis sanitaria y anunció este domingo la compra de 20 millones de vacunas, las cuales, dijo, serán suficientes para que el doctor Alfredo Borrero, vicepresidente electo, pueda cumplir con la propuesta electoral del banquero Guillermo Lasso de vacunar en 100 días a nueve millones de ecuatorianos. No dio más detalles.

* Analista e investigador ecuatoriano, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Deja una respuesta