Militares ucranios revendieron equipo bélico de EU por 400 millones de dólares

332

Rubén Armendáriz

El periodista estadounidense Seymour Hersh indicó que, en la primera fase de la invasión rusa a Ucrania, algunos países europeos se vieron inundados de armas suministradas por Estados Unidos a Ucrania, y resaltó que el jefe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), William Burns, reprendió al presidente ucranio, Volodymir Zelensky, por la presunta corrupción de altos mandos de Kiev.

En una fase temprana (del conflicto), Polonia, Rumania y otros países fronterizos se vieron inundados de armas suministradas por nosotros a Ucrania para la guerra, declaró Hersh en una entrevista con Afshin Rattanzi, presentador del programa Going Underground de RT.En esta foto distribuida por el ejército de EEUU, el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Mark Milley, se reúne con los oficiales estadounidenses a cargo de brindar entrenamiento a ucranianos en la Zona de Entrenamiento Grafenwoehr, Alemania, 16 de enero de 2023.

Varios comandantes, no sé en qué nivel, a menudo no generales sino coroneles y otros, recibían cargamentos de armas y las revendían personalmente o las enviaban al mercado negro, agregó el ganador de un Pulitzer, por sus denuncias sobre la matanza estadounidense de Mỹ Lai, en Vietnam.

Estados Unidos ha entregado o prometido más de 32 mil millones de dólares en armamento diverso a las fuerzas de Kiev desde el inicio de la invasión rusa el 24 de febrero de 2022.

La preocupación por la reventa, incluso de sistemas portátiles de defensa antiaérea capaces de derribar aviones, no surgió en Occidente hasta meses después del comienzo de las hostilidades.

Por otra parte, Hersh resaltó que el jefe de la CIA, William Burns, reprendió al mandatario ucraniano Volodymir Zelensky por el hecho de que los funcionarios y generales ucranios se embolsan demasiado y entregaron a Zelensky una lista de 35 personas implicadas en casos de corrupción. Diez de ellas han sido destituidas.

CIA Director Burns.jpgEl principal mensaje que querían transmitir a Zelensky era el siguiente: los funcionarios y generales (estadounidenses) se están enfadando mucho porque te embolsas demasiado, estás tomando una parte más grande para ti, comentó Hersh, al destacar que la corrupción en el gobierno ucranio es simplemente escandalosa.

 

“Una estimación de los analistas de la CIA calculó los fondos malversados en al menos 400 millones de dólares el año pasado; otro experto comparó el nivel de corrupción en Kiev como cercano al de la guerra afgana, aunque no saldrán informes de auditoría profesionales de Ucrania, publicó el periodista en la plataforma Substack.

En la entrevista, Hersh arremetió contra The New York Times por su postura progobierno y por la forma en la que ayudó a la Oficina Federal de Investigaciones a localizar a Jack Teixeira, el sospechoso de filtrar información clasificada del Pentágono sobre el conflicto de Ucrania.

FBI officials guard the driveway where Jack Teixeira, was taken into custody El veterano periodista mencionó que trabajó en el medio citado durante muchos años, en una época en la que el periódico protegía mucho mejor a sus fuentes. En una de las historias más importantes que escribí (en 1974) sobre el espionaje de la CIA a ciudadanos estadounidenses nadie aparecía nombrado, subrayó.

Asimismo, destacó que el NYT ha demostrado ser completamente pro-Biden, ya que no critica en absoluto al presidente estadunidense. Hersh recordó que el periódico no informó sobre su artículo, que culpa a la administración de Biden de las explosiones de septiembre en los oleoductos Nord Stream en el mar Báltico.

Se dispararon los gastos militares en Europa 

Modernos tanques alemanes para Ucrania:

Los gastos militares en Europa se dispararon en 2022 tras la invasión rusa de Ucrania y alcanzaron su máximo nivel desde el fin de la guerra fría, según un estudio publicado ayer.

La inversión en defensa europea impulsó además la de todo el planeta, llevándolos a un récord de 2.24 billones de dólares, equivalentes a 2.2 por ciento del producto interior bruto (PIB) mundial, señala el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo (Sipri).

Las partidas presupuestarias globales en equipamiento bélico tuvieron un importante incremento debido a la guerra en Ucrania, que empujaron al alza las del continente europeo, y a las tensiones cada vez más graves en el este de Asia entre Estados Unidos y China, declaró a la Afp el investigador Nan Tian, uno de los autores del estudio.

En 2022, un año marcado por la invasión rusa de Ucrania, los países europeos gastaron en promedio, una vez descontada la inflación, 13 por ciento más en sus ejércitos que en 2021.

Se trata del mayor incremento en más de 30 años y si el monto total se calcula en dólares constantes (deduciendo el efecto de la inflación), llega al mismo nivel de gasto de 1989, cuando cayó el muro de Berlín.“En Europa, (el gasto militar) está en su nivel más alto desde el fin de la guerra fría”, subrayó Tian.

En el caso de Ucrania, la inversión se multiplicó por siete, hasta 44 mil millones de dólares, un tercio de su PIB. La ex república soviética se ha beneficiado además de miles de millones de dólares en donaciones de armas procedentes del extranjero, señaló el Sipri.

El gasto ruso en defensa aumentó por su parte 9.2 por ciento el año pasado, de acuerdo con esas estimaciones. El gasto europeo ha aumentado bastante, incluso si se excluyen (de los cálculos) a las dos naciones en guerra, apuntó el investigador.

Un año de apoyo militar europeo a Ucrania: el secretismo marca los envíos de armas a Kiev | Internacional | EL PAÍS
Un año de apoyo militar europeo a Ucrania: el secretismo marca los envíos de armas a Kiev. Tanques polacos

El egreso para equipo militar en Europa ascendió a 480 mil millones de dólares en 2022. En la última década ha aumentado un tercio y se prevé que la tendencia continúe y se acelere en los próximos años.

El continente podría registrar potencialmente niveles de repunte en gasto militar similares a los de 2022 durante varios años, destacó Tian.

Los fondos destinados a equipo bélico se redujeron drásticamente en los años 90, antes de registrar un repunte en los 2000, en parte por las inversiones chinas en el sector y por un aumento de las tensiones en el este de Europa tras la anexión de la península ucrania de Crimea por parte de Rusia en 2014.

(*) Periodista y politólogo uruguayo, analista del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.