Kerry homenajeó en Oaxaca a Benito Juárez, en medio de tensiones diplomáticas con México

437

Gerardo Villagrán del Corral

Después de varias semanas de tensiones entre México y Estados Unidos, con un “gracias por su compromiso con la democracia, con la paz y con el futuro”, agradeció John Kerry, asesor de la Casa Blanca para el Cambio Climático, haber sido elegido por al mandatario José Manuel López Obrador como el invitado especial para conmemorar el natalicio del prócer Benito Juárez.

Lo cierto es que Kerry, quien en los albores de la Revolución Bolivariana en Venezuela copresidió con Nicolás Maduro el llamado Grupo parlamentario de Boston, instalado para limar las asperezas entre ambos gobiernos-,  no ha reparado en elogios para la administración  del mandatario mexicano Andrés Manuel López Obrador.

Kerry, excandidato presidencial, ofreció un bálsamo en medio de las tensiones diplomáticas entre los dos países limítrofes y destacó la “conexión especial” entre ambos pueblos y la “sabiduría en el liderazgo” del presidente mexicano. “Estados Unidos y México para siempre”, ha dicho en español el político demócrata en la ceremonia que se celebró en Guelatao, Oaxaca, en el sur del país.

Son evidentes las tensiones con agencias como la DEA y miembros del gabinete de Biden, como el secretario de Estado, Anthony Blinken. El mandatario mexicano rompió el protocolo para darle la palabra a Kerry, en medio de las tensiones con algunos actores estadounidenses, contra quienes ha elevado el reclamo discursivo ante el que considera intento de intervencionismo, ante la propuesta republicana de enviar tropas a suelo mexicano para enfrentar a los cárteles de la droga.

Días atrás López Obrador llamó “mequetrefes e intervencionistas” a los republicanos que propusieron lanzar al Ejército de EE UU contra los cárteles mexicanos del narcotráfico, calificándolos  como organizaciones terroristas

“Nuestros futuros están unidos”, aseguró Kerry, que ha celebrado la vocación del presidente mexicano para romper con los esquemas del pasado y su defensa de “los intereses del pueblo”. Para los analistas, el mensaje entre líneas del enviado del gobierno de Joe Biden es que los canales de diálogo bilateral siguen abiertos, pese al cruce de acusaciones que ha tenido López Obrador con varios miembros del ala más radical del Partido Republicano y algunos liderazgos demócratas sobre la política de seguridad del país del norte.

En el mensaje importan las circunstancias: se dio en México y ante las miradas de López Obrador; el titular de Exteriores, Marcelo Ebrard, y el embajador estadounidense, Ken Salazar. Es importa también el emisario: Kerry es un experimentado político que ha hecho al menos seis giras de trabajo en el país latinoamericano en los últimos años.

Donald Trump-AMLO: López Obrador responde a los ataques de Trump: “No  permitiré que traten a México como piñata” | EL PAÍS México“Fascinado” fue la palabra que usó el exsecretario de Estado para describir su viaje por la sinuosa sierra de Oaxaca hasta Guelatao, la tierra natal de Benito Juárez, una de las figuras históricas más reivindicadas en México.

Pocas horas antes, López Obrador había salido en defensa del expresidente Donald Trump ante un eventual arresto relacionado con el caso de la actriz porno Stormy Daniels. “No nos estamos chupando el dedo, es para que no aparezca en la boleta electoral”, afirmó en su habitual conferencia de prensa, donde dijo que él también ha padecido “la fabricación de un delito” con el objetivo de mermar sus aspiraciones políticas.

“Es completamente antidemocrático”, agregó. Stormy Daniels aseguró que Trump le dio 130.000 dólares a cambio de no hablar de un supuesto romance que sostuvieron en 2006, un año después de casarse con su esposa Melania Trump. El soborno, según la versión de Daniels, se dio antes de las elecciones de 2016, que llevaron al poder al magnate republicano.

Las declaraciones de López Obrador se produjeron también un día después de que se conozca en México el informe sobre la situación de derechos humanos en el país, publicado por el Departamento de Estado. El documento –alentado por Blinken- señala que se cometen torturas, ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas por parte de las agencias de seguridad mexicanas.

López Obrador mantuvo últimamente reuniones con congresistas estadounidenses, mientras que funcionarios de ambos países han sostenido encuentros de alto nivel para buscar coincidencias en materia de seguridad. “Me tomé el atrevimiento de invitar a John Kerry porque no siempre hemos tenido diferencias con el gobierno de EEUU, ha habido momentos de cooperación y de amistad”, dijo el presidente tras presentar al funcionario estadounidense.AMLO conversa con John Kerry sobre compromisos en materia de energías  renovables

Kerry, sin embargo, llegó a México también en calidad de especialista en medioambiente, para  hablar de energías limpias y proyectos contra el cambio climático como el Plan Sonora, que recibió atención en la llamada Cumbre de los Tres Amigos (EEUU, Canadá y México) a principios de año, donde los dos primeros buscaron poner de manifiesto los beneficios económicos y sociales de tales medidas.

El Plan Sonora, impulsado por Washington con empresas estadounidenses, busca aprovechar la cercanía geográfica de los Estados en ambos lados de la frontera, fortalecer las cadenas regionales de suministro y atraer inversiones, con la excusa de que mitigarán los efectos del calentamiento global.

Tan cerca de EEUU y tan lejos…

Invitado especial a la ceremonia oficial para conmemorar el natalicio de Benito Juárez, y en medio de las tensiones recientes y descalificaciones de algunos sectores políticos de Estados Unidos al gobierno mexicano, Kerry, uno de los hombres de mayor confianza de Biden– elogió la gestión de López Obrador y su aporte a la relación bilateral.

“Hay sabiduría en su liderazgo, quiere deshacer algunos de los asuntos del pasado para promover los intereses del pueblo. Me queda claro que él entiende hasta qué punto nuestros futuros están unidos”, afirmó. En la conmemoración por el 217 aniversario del natalicio de Juárez, el Benemérito de las Américas, Kerry destacó un mensaje del propio presidente estadunidense: México y Estados Unidos para siempre.

Con los episodios históricos como argumento, López Obrador evocó a la relación de amistad entre Juárez y el presidente estadunidense Abraham Lincoln e hizo un paralelismo con el respeto a la soberanía mexicana que ha tenido el propio Biden, quien aplica la máxima juarista: Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz.

AMLO, por su parte, dejó clara su posición –“si hay respeto, hay paz”- ante más de dos mil personas que estoicos soportaron 32 grados de calor.

*Antropólogo y economista mexicano, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.