La gira latinaomericana por la libertad de Julián Assange

Enrique Amestoy

Wikileaks es una organización de medios multinacional que trabaja desde hace 16 años en el análisis y publicación de grandes conjuntos de datos y materiales oficiales censurados o restringidos relacionados con la guerra, el espionaje y la corrupción. Hasta ahora ha publicado más de 10 millones de documentos y análisis asociados, permitiendo al mundo tener una opinión sobre los principales hechos ocurridos en los últimos años.

El lanzamiento del sitio se realizó en diciembre de 2006 y desde entonces su base de datos ha crecido constantemente hasta acumular 1,2 millones de documentos. En el marco del trabajo por la defensa de la libertad de expresión Wikileaks ha hecho suya la causa por la liberación de su fundador, Julián Assange, que se encuentra privado de libertad en la cárcel de alta seguridad de Belmarsh, en el Reino Unido.

Julián Assange es perseguido por Estados Unidos por solicitar, recibir y difundir información relacionada a crímenes de lesa humanidad. Por esta razón EE.UU. busca condenarlo a 170 años de cárcel bajo la Ley de Espionaje y más 5 años bajo la Ley de Abuso y fraude Informático. Motiva a los EE.UU. la publicación, por parte de Wikileaks, de documentos clasificados sobre las guerras de Irak y Afganistán, además de hechos ocurridos en la Bahía de Guantánamo, documentos que fueron expuestos a la opinión pública dejando en evidencia el modelo de operación de la política exterior estadounidense, que actuó en colaboración con la Unión Europea.

Dicho material proporcionó evidencias de crímenes de guerra y asesinatos patrocinados por el Estado, entregas extraordinarias y encubrimientos militares de asesinatos ilegales, todos crímenes de lesa humanidad y violación a los Derechos Humanos. Mediante esta evidencia a sido posible para muchas víctimas encontrar algo de justicia.

Vemos claramente que tanto medios masivos de comunicación tradicionales como los nuevos, basados en las Tecnologías de la Información y la Comunicación, son herramientas claves e imprescindibles en las nuevas estrategias en la lucha por el control hegemónico y son también base de los nuevos modelos de guerras, basados en el desgaste, la difusión de noticias falsas o la  generación de masa crítica tras la difusión de noticias falsas, en contraposición con el trabajo de equipos de trabajo como el de Wikileaks.

El sitio wikileaks.org (del inglés leak, «fuga», «goteo», «filtración [de información]») es básicamente una Wiki, como Wikipedia, que de acuerdo a los permisos de acceso que cada uno de los usuarios tiene, es el nivel de cosas que se pueden realizar, es decir: se puede ser solamente un lector, un editor, corrector, manejador de las bases de datos, como habitualmente sucede con cualquier sistema informático, máxime cuando lo es colaborativo.

En el año 2010 surgen las primeras filtraciones de información que generaron impacto mundial. Entre ellas destacan por ejemplo que en el año 2007 desde un helicóptero Apache se tirotea a un periodista de la agencia Reuters junto con otros civiles, ninguno de ellos en posición de ataque o amenaza contra la aeronave de guerra norteamericana.

En relación con la Guerra de Afganistán iniciada en 2001, en julio de 2010 los periódicos The Guardian, The New York Times y Der Spiegel hicieron públicos un conjunto de mas de 92.000 documentos sobre la Guerra de Afganistán entre los años 2004 y 2009. Estos les llegaron a través de WikiLeaks sin compensación económica a la página. Lo mismo ha sucedido con los casi 400.000 documentos filtrados de la guerra de Irak entre los años 2004 y 2009, revelados también en el año 2010.

Los más de 250.000 cables o comunicaciones entre el Departamento de Estado estadounidense con sus embajadas por todo el mundo, conocido como “Cablegate” y como la filtración de información de documentos de la historia, fue develado el 28 de noviembre de 2010. A comienzos del 2012 Wikileaks realiza la filtración de archivos de correos electrónicos de la empresa Stratfor en 2012 y refiere a la publicación y difusión de correos electrónicos de carácter interno entre personal de la agencia de inteligencia privada y espionaje estadounidense Stratfor así como del personal de la empresa con sus clientes.

Los horrores estadounidenses en nombre de la democracia, denunciado por Wikileaks en Abu Ghrabi

El 7 de marzo de 2017 Wikileaks aseguró haber obtenido los detalles de un programa de hackeo de teléfonos, ordenadores y televisores por parte del espionaje de Estados Unidos, y comenzó a filtrar miles de documentos relacionados que se atribuyen a la CIA. Incluyendo un programa llamado “Año Cero”, que incluiría toda una serie de armas informáticas para poder hackear teléfonos y dispositivos producidos por compañías estadounidenses, como los iPhone de Apple, el sistema Android de Google, el Windows de Microsoft o los televisores Samsung con conexión a Internet, que se convertían en micrófonos encubiertos a través de los cuales espiar a sus usuarios.

Julian Assange, se encontraba asilado en la embajada de Ecuador en Londres desde el 16 de agosto de 2012. El 11 de abril de 2019, tras el anuncio del entonces presidente Lenín Moreno, Ecuador deja de dar asilo a Assange, retira la nacionalidad ecuatoriana que le había sido concedida en 2017 por el ex presidente Rafael Correa y lo entrega a la policía británica quien lo lleva a prisión a espera de la solicitud de extradición por parte de los Estados Unidos.

En setiembre de 2021 el portal Yahoo News da cuenta de un intento de secuestro e incluso asesinato por parte de la CIA. Según el artículo, la CIA llevaba las tareas bajo la administración del entonces director Mike Pompeo, bajo la presidencia de Donald Trump.

Por estas denuncias el pasado 20 de noviembre de 2022 el juez español Santiago Pedraz ha solicitado a los EEUU citar a Pompeo para testificar sobre las afirmaciones de conspiración para asesinar a Assange, según da cuenta el portal The Telegraph del Reino Unido. La extradición a Estados Unidos de Julian Assagne, fue aprobada por la ex ministra del Interior Priti Patel el pasado 17 de junio y desde ese día comienza la última ronda de recursos ante los tribunales británicos, con la que los abogados de Assange intentarán evitar su entrega a los Estados Unidos.

Rebecca Vincent, directora de Operaciones y Campañas de Reporteros Sin Fronteras ha señalado “Estamos profundamente decepcionados con la vergonzosa decisión tomada por el ministro del Interior de extraditar a Julian Assange, lo cual supone otro fracaso del Gobierno británico en la protección de la libertad de prensa y tendrá peligrosas consecuencias para el periodismo en este país y alrededor del mundo.».

Así mismo Amnistía Internacional publica un comunicado en su sitio web donde manifiesta que «Lo que hizo Assange es el trabajo habitual de los periodistas de investigación y no debería castigarse. La persecución de Julian Assange es un ataque a la libertad de expresión.». En junio de 2022 sindicatos y asociaciones de prensa de todo el mundo reunidos en Ginebra se manifestaron a favor de la liberación de Assange.

La presidenta de la Federación Internacional de Periodistas (FIJ, por sus siglas en inglés, con más de 600.000 miembros en más de 140 países), Dominique Pradalié, planteó en conferencia de prensa la demanda de que el fundador de la plataforma WikiLeaks “sea liberado, rehabilitado y entregado a su familia, que pueda al fin vivir normalmente”.

 – Club Argentino de  Periodistas Amigos de Cuba
Lula exige la libertad del periodista Julian Assange

Como parte de la búsqueda de apoyos para la liberación de Julián Assange, Wikileaks realiza por estos días el «Gran Tour LATAM por la Libertad de Julián Assange». Esta gira es encabezada por Kristinn Hrafnsson, editor general y Joseph Farrell, embajador de Wikileaks y busca principalmente poner en el centro de la discusión el debate por la libertad de expresión y el derecho a la información en la región.

El pasado martes 22 de noviembre y luego de reunidos con el Presidente colombiano Gustavo Petro, éste informó desde su cuenta de Twitter «Me reuní con los voceros de Wikikeaks, para apoyar la lucha mundial por la libertad del periodista Julian Assange. Le soliciaré al presidente Biden con otros presidentes latinoamericanos que no se pongan cargos a un periodista solo por decir la verdad».

«Petro nos ayudará a unir fuerzas con otros presidentes de la región para presionar a la Administración (del presidente estadounidense Joe) Biden y así parar el enjuiciamiento de Julian Assange», señaló el editor jefe de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, después de la reunión.

“Agradecería que Lula y su gobierno participen de esta iniciativa que estamos tratando de impulsar en el mediano plazo, enviando un mensaje urgente a la Casa Blanca. Petro ya acordó hacerlo e insta a otros a seguir su ejemplo. Sería un primer paso, y espero que se den otros, en términos diplomáticos”, dijo Hrafnsson en entrevista con Folha de S.Paulo el pasado sabado 26 de noviembre. “¿Qué crimen cometió Assange?”, cuestionó el electo Presidente en Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, luego de conocedida la extradición el pasado mes de junio.

“Si él va a Estados Unidos, extraditado, ciertamente es cadena perpetua y seguramente él morirá en la cárcel”, lamentó Lula. Es importante recordar que Wikileaks publicó en julio de 2015 una lista con el nombre de 29 miembros del Gobierno de la ex presidenta brasileña Dilma Rousseff que fueron espiados por la Agencia de Seguridad estadounidense (NSA) durante el comienzo de su primer mandato en 2011.

Cinco grandes diarios piden el fin de las acciones judiciales contra Julian  Assange | Exigen la liberación del periodista australiano y fundador de  WikiLeaks | Página12También en Brasil la Associação Brasileira de Imprensa (ABI) realizó el 30 de noviembre un conversatorio con la delegación de Wikileaks, en solidaridad con Assange y en defensa del derecho a la información. El pasado 28 de noviembre, desde su cuenta de Twitter, Luiz Inácio Lula da Silva daba cuenta de la reunión mantenida con el editor jefe de Wikileaks Kristinn Hrafnsson  y Joseph Farrell dando cuenta de que también se une a llamado internacional que ponga fin al “injusto encarcelamiento” de Julian Assange.

Se espera que la gira latinoamericana de la delegación de Wikileaks continúe por Uruguay (donde el 1 y 2 de diciembre estaban previstas diversas actividades que incluirían reuniones con UdelaR, partidos políticos, el movimiento sindical, con gente de la cultura, organizaciones sociales, entre otras, que debieron ser suspendidas por causa de fuerza mayor.

La gira continúa por Argentina donde tienen previsto reunirse con Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, presidente y vicepresidenta de Argentina. «En nuestro país han priorizado a APU como su contraparte”, consigna Fabián Cardozo presidente de APU al portal de la asociación y está previsto que también visiten México y Chile.

* Socio de la primera Cooperativa de Tecnologías Libres en Uruguay Libre.Coop. Fundador del Centro de Estudios de Software Libre Uruguay (CESoL) y la Red Iberoamericana de SL (RISOL). Ex asesor en TIC del MRREE de Uruguay y miembro del Consejo Asesor Honorario de Seguridad AGESIC. Colaborador del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE)

 

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.