Brasil y Bolivia profundizan su relación y firman 10 convenios bilaterales

56

Boris Acosta Reyes

El mandatario brasileño estuvo en Bolivia y condenó la intentona golpista. Suscribieron acuerdos en temas estratégicos, como la integración física, hídrica, energética y tecnológica.

El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, anunció hoy el inicio de una nueva era en las relaciones bilaterales entre su país y Bolivia, abogó por la unidad internacional contra la «extrema derecha» y condenó la intentona golpista del 26 de junio en Bolivia.

Durante su paso por  Bolivia, Lula aprovechó para dejar un mensaje claro: la región debe luchar contra la extrema derecha. En ese sentido, pidió que exista “unidad”. “En todo el mundo, la desunión de las fuerzas democráticas solo ha servido a la extrema derecha. Los recientes ejemplos de Francia y el Reino Unido demuestran el imperativo de superar las diferencias en favor de un objetivo común”, dijo el líder de izquierda popular.Brasil y Bolivia profundizan su relación y firmaron 10 convenios bilaterales

Los acuerdos

De ahora en adelante, los gobiernos de Bolivia y Brasil analizarán acciones para viabilizar que el acceso a la salud de los ciudadanos de los dos territorios sea gratuito de forma recíproca. Se trata de un protocolo de intención entre el Ministerio de Salud y Deportes de la nación y el Ministerio de Salud.

En lo que respecta al narcotráfico, Bolivia y Brasil establecerán labores destinadas a la capacitación del personal mediante la consolidación de un proyecto estratégico. Por otro lado, en lo relacionado con la trata de personas, ambas naciones se comprometieron a unir esfuerzos.

A continuación, todos los aspectos firmados. Acuerdo de cooperación para fortalecer la lucha contra la trata de personas, el tráfico de migrantes y delitos conexos; acuerdo complementario al acuerdo básico de cooperación técnica, científica y tecnológica para dar paso a un proyecto de fortalecimiento en gestión migratoria; acuerdo complementario al acuerdo básico de cooperación técnica, científica y tecnológica para fortalecer un proyecto estratégico de capacitación de personal encargado de la lucha contra narcotráfico.

También se suscribió un protocolo de intención entre el Ministerio de Salud de Brasil y el Ministerio de Salud y Deportes de Bolivia sobre el acceso recíproco a servicios públicos de salud. Por otro lado, se firmó un memorándum de entendimiento para la modificación de la operación central hidroeléctrica Jirau en Cota 90 y un memorándum entre el Ministerio de Minas y Energía de Brasil y el Ministerio de Hidrocarburos de Bolivia en materia de integración eléctrica entre sistemas interconectados.

ImagenSe estableció, también, una adenda al memorándum de entendimiento en materia energética, un acuerdo de cooperación para la comercialización de fertilizantes y cloruro de sodio, una carta de intenciones sobre comercialización e industrialización de minerales metálicos y no metálicos; un memorándum de entendimiento entre el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras de Bolivia con el Ministerio de Agricultura de Brasil, y, por último, se selló una declaración conjunta que aborda una agenda bilateral en cuestiones de política regional e internacional con miras a promover acciones conjuntas en desarrollo económico, comercial, ambiental, consular, de desarrollo fronterizo e integración energética.

G20

De aquí en más, Lula y Arce tendrán conversaciones telefónicas de manera periódica. Hablarán, inicialmente, cada dos meses, sobre todo cuando los ministros reporten algunos inconvenientes al momento de avanzar en los acuerdos bilaterales. “A partir de ahora hemos decidido llamarnos por teléfono cada dos meses, cada que los ministros encuentren problemas se debe identificar y buscar soluciones», expresó Da Silva.

Brasil será el anfitrión de la cumbre del G20 que se desarrollará en Río de Janeiro del 18 al 19 de noviembre de este año.  El Jefe de Estado brasileño recalcó que ambos países tienen como prioridad “la reducción de las desigualdades y el fomento de la seguridad alimentaria”.Imagen

Arce indicó expresamente la intención de Bolivia de sumarse a la Alianza Global, cuyo lanzamiento está previsto para noviembre de 2024 y trabajar en estrecha relación con Brasil para lograr resultados positivos en la reducción del hambre y la pobreza en el mundo.

Lula  consideró que es “muy positiva” la inclusión de Bolivia y de otros de la región en el bloque de los países de economías emergentes Brics, conformado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica. En este marco de integración también invitó al mandatario boliviano Luis Arce a participar en la Cumbre del Grupo de los 20 (G20) y se sume a la alianza en la lucha contra el hambre y la pobreza.

Brics

Bolivia busca unirse a uno de los bloques multipolares más importantes del mundo. La intención la oficializó el propio Jefe de Estado en la XV Cumbre de los Brics celebrada en Johannesburgo, Sudáfrica, del 22 al 24 de agosto, por las ideas y políticas afines relacionadas a la multipolaridad y complementariedad. Rusia también apoya la integración de Bolivia al grupo de los Brics, así lo hizo conocer el pasado mes el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov.

Actualmente,  Arabia Saudita, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Etiopía e Irán se han sumado ya al bloque emergente que busca una alianza económica, política y social más equitativa en temas de cooperación para hacer frente al dominio de Estados Unidos y algunos de su aliados. Con la ampliación de 10 miembros, los Brics representan el 46% de la población mundial y el 35% del Producto Interno Bruto (PIB).

La declaración la hizo luego de finalizar el encuentro entre el mandatario Luis Arce y su comitiva con la suscripción de 10 acuerdos bilaterales en la ciudad de Santa Cruz.

El mandatario brasileño de visita en Bolivia destacó ante los periodistas la importancia de los acuerdos firmados en su visita oficial. «Estamos comenzando una nueva era en la relación Brasil-Bolivia», enfatizó. Los acuerdos abarcan áreas clave como la cooperación energética, el desarrollo social y económico, y la seguridad.

Enfrentar a la extrema derecha

Lula  subrayó la necesidad de superar las diferencias políticas para enfrentar a la extrema derecha: «En todo el mundo, la desunión de las fuerzas democráticas sólo ha servido a la derecha. Los recientes ejemplos de Francia y el Reino Unido demuestran el imperativo de superar las diferencias en favor de un objetivo común», afirmó.

«Esto también se aplica a la integración regional, porque mientras más sólida sea nuestra alianza, menos atractivos serán los que predican la división», añadió el mandatario brasileño, quien cumplió una agenda en Bolivia y sostuvo una reunión formal con el presidente Arce.

Ambos mandatarios ya se habían reunido el lunes en Asunción, Paraguay, en la cumbre del Mercosur. Lula reafirmó su compromiso con el Mercosur y expresó su deseo de que Venezuela retorne al bloque. «Esperamos recibir pronto a Venezuela y esperamos que, tras elecciones, todo se resuelva con normalidad», agregó.

El presidente brasileño también se refirió al asalto militar del 26 de junio en Bolivia, condenando cualquier intento de socavar la democracia y recordó los eventos del 8 de enero de 2023 en Brasilia, cuando enfrentó una movilización contra los poderes establecidos poco después de su ascenso al poder. «No será tolerable una intentona contra la democracia», declaró.

El retorno de Venezuela al Mercosur

Asimismo, el presidente brasileño dijo el martes que espera recibir «pronto» a Venezuela nuevamente en el Mercosur, y reiteró su confianza en la celebración de elecciones a fines de este mes sin contratiempos y con resultados reconocidos por todos en su país vecino.Mercosur suspende a Venezuela de sus "derechos inherentes" l RTVE

«El buen funcionamiento del Mercosur, que ahora tiene la satisfacción de acoger a Bolivia como miembro pleno, contribuye a la prosperidad común. También esperamos recibir pronto y muy rápidamente a Venezuela», afirmó Lula en un comunicado durante una visita oficial a Santa Cruz de la Sierra, un día después del ingreso formal del país andino al bloque sudamericano.

«La normalización de la vida política venezolana significa estabilidad para toda América del Sur. Por eso esperamos que las elecciones se desarrollen sin contratiempos y que los resultados sean reconocidos por todos», añadió.

Venezuela fue suspendida por Mercosur en 2016 por violar la cláusula democrática del bloque. El 28 de julio están previstas elecciones presidenciales en las que participarán el actual presidente, Nicolás Maduro, en el poder desde 2013, y el exdiplomático Edmundo González.

*Sociólogo y periodista bolivano, colaborador del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

 

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.