La relación Argentina-Brasil, en el peor momento

120

Marcos Salgado

Es difícil encontrar otro momento en la historia de las relaciones entre Argentina y Brasil peor que este. Tal no vez no exista. Lo que está claro que es que el gobierno de ultraderechista argentino Javier Milei ha tensado la cuerda hasta un extremo que hasta era difícil de prever antes del comienzo de su mandato.

La desesperación del ¿ex? animador político televisivo por hacerse un lugar en la ola ultraderechista internacional lo llevó primero a una crisis diplomática inédita con España, y ahora, sin retroceder ni un centímetro en su actitud altanera y provocadora, va por el mismo camino nada menos que con el vecino y principal socio, Brasil.

Milei participa este fin de semana en un encuentro de la ultraderecha en Camboriú, en el sur de Brasil, auspiciado por el ex presidente y candidato derrotado por Lula Da Silva, Jair Bolsonaro.

Milei y Bolsonaro, vieron juntos en Camboriú la eliminación de Brasil en la Copa América. (NA)

Milei llegó a Brasil por primera vez desde que comenzó su gobierno y como ya sucedió en España, no tendrá encuentros oficiales. Además, el gobierno argentino ya confirmó que el presidente no participará en la cumbre del Mercosur, que se realizará en Paraguay esta semana que comienza «por cuestiones de agenda».

Milei declinó su participación en la cumbre del Mercado común del Sur (Mercosur) en Paraguay.  Finalmente decidió no dar la cara, no asistir al encuentro, boicotear los intentos de integración. Uno de los motivos de su ausencia, según argumentó, fue el cruce que tuvo con Lula, a quien llamó corrupto y comunista.

Lo cierto es que el Mercosur “no despierta interés” para el libertario, no solo por la falta de aliados en la región sino también por las temáticas que el bloque suele abordar, como la integración regional. Milei porefiere “integrarse” a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), como si Buenos Aires fuera la capital de Europa, señala Claudio dellal Croce.

El vínculo entre el mandatario argentino Javier Milei y el presidente brasileño Luis Ignacio Lula da Silva, está roto, en medio de  una crisis diplomática latente y un pedido de disculpas a Milei por haber dicho “muchas tonterías”, como «corrupto» y «comunista».

Javier Milei planifica un viaje a Miami para después de Semana SantaAnte la inminencia de la Cumbre del Mercosur, que se llevará a cabo el próximo 8 de julio en Asunción, Milei finalmente decidió no dar la cara, no asistir al encuentro. Este es un nuevo golpe de Milei a las posibilidades de reencauzar la integración regional en la próxima reunión del Mercosur.

Problemas de agenda, se sabe, no tiene. De hecho, de los seis meses que lleva en el gobierno, Milei pasó casi un mes completo fuera del país. El diario argentino Página 12 publicó el domingo un extenso informe sobre esos viajes, donde se detalla que los periplos costaron al menos 650 millones de pesos (unos 700 mi dólares)

 

* Periodista argentino del equipo fundacional de Telesur. Corresponsal de HispanTV en Venezuela, editor de Questiondigital.com. Analista asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.