Abinader se quedó en el poder en Dominicana

117

 

Victoria Korn

Luis Abinader, candidato del Partido Revolucionario Moderno (PRM) logró su reeleción como presidente de República Dominicana, al obtener más del 57 por ciento de los sufragios en la primera vuelta. Su triunfo fue reconocido de inmediato por los principales candidatos de la oposición, Leonel Fernández y Abel Martínez .

Abinader llegó a las elecciones del domingo 19 de mayo como el principal favorito ante sus nueve contendientes (siete hombres y dos mujeres), y seguirá en el poder durante los próximos cuatro años (hasta 2028), logrando así dos mandatos consecutivos. El expresidentre Leonel Fernández, candidato de la Fuerza del Pueblo (FP), logró un 29.34 % de los votos, y Abel Martínez, del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), apenas el 10.21 % de los sufragios.

Abinader, al pronunciar un discurso en la casa nacional del PRM ante cientos de seguidores, afirmó que su compromiso es con el pueblo dominicano, al cual prometió que no le fallará, y que actuará sin sectarismos, sin distinción y sin colores partidarios. Reiteró que lo mejor está por venir, y que los cambios del país son irreversibles.

Haití, el concubino de La Española

La historia de República Dominicana y Haití no se puede contar por separado, ya que comparten la isla caribeña de La Española. Ambas naciones no solo están unidas geográficamente, sino que también sus ciudadanos comparten influencias culturales, lazos de sangre y hasta los mismos peligros, como los azotes de huracanes y otros estragos del cambio climático. Más de medio millón de haitianos vive en Dominicana.

Durante los últimos 100 años, decenas de miles de trabajadores han sido parte de la mano de obra de muchas industrias en Dominicana, en especial las relacionadas al sector agroindustrial. Pero pese a toda esta historia en común, con los años las relaciones entre los gobiernos de ambas naciones se han ido deteriorando.Repudio a la campaña de deportaciones masivas del presidente Abinader -  CLACSO

Hoy, mientras Haití sufre violencia generalizada y caos a consecuencia de grupos criminales que han tomado el poder de grandes zonas del país, República Dominicana ha impuesto severas restricciones migratorias. Miles de personas son deportadas de nuevo a Haití, en donde escasea la comida y los servicios esenciales.

Además, Abinader ordenó la construcción de una valla fronteriza y pidió una intervención internacional en el país vecino. Afirma que sus acciones tienen el propósito de proteger la soberanía dominicana. Por su parte, grupos de derechos humanos denuncian que las detenciones y deportaciones violan leyes nacionales e internacionales.

En su debate con los otros candidatos, Abinader mencionó que en tres años se logró lo que nunca se había hecho en 20 años en la frontera: el cerco perimetral inteligente y la captura de datos biométricos de quienes cruzan la frontera desde Haití. Asimismo prometió que, reelegido, completaría la construcción de la verja fronteriza, mientras seguiría con la política de deportación contra quienes estuvieran en el país ilegalmente.»

Las elecciones

Abinader contó con el respaldo de 20 partidos políticos, aliados al PRM.Antes de ganar la Presidencia en 2020, con cerca del 53 % de los votos, Abinader, de 56 años, decía que no era partidario de la reelección continua. Pero en agosto de 2023 anunció que iba por otro cuatrienio, luego de haber reflexionado y entendido que el país está “por encima” de su “tranquilidad familiar o personal”.

Elecciones en República Dominicana: comenzó el conteo de votos y el  presidente Luis Abinader se perfila como el gran favorito - Diario Neuquino  - Responsabilidad profesional y compromiso con la realidadLa Constitución dominicana le prohíbe reelegirse por segunda ocasión. Dos semanas antes, Abinader dejó muy claro que no modificará la Constitución para buscar un tercer mandato consecutivo, aun tenga la mayoría de los votos en el Congreso Nacional.

“Yo me voy en el 2028. No todos los políticos somos iguales. A mí no hay fuerza humana que me haga modificar la Constitución para extender los plazos de la presidencia”, afirmó el presidente, quien advirtió que “Al contrario, lo que yo quiero es modificar la Constitución para ponerle el candado, para que no venga otro a querer cambiarla. Ese es el legado a la democracia que yo le voy a dejar a este país”.

Las promesas de Abinader

Entre las principales promesas de Abinader, en el ámbito de la educación buscará ampliar los programas en modalidad técnica vocacional y artes, con enfoque territorial e inclusivo; e implementar espacios de resolución alternativa de conflictos o mediación escolar dentro de los centros escolares.

En el área de salud y seguridad social, promoverá la salud y la alimentación saludable como un estilo de vida a través del programa “Salud Escolar”, complementado con los programas de deportes y recreación en las escuelas.

Además, buscará crear un “Plan de Primer Empleo” con enfoque sectorial, apoyado en la educación, con el fin de reformar la enseñanza técnica especializada, ofreciendo programas de becas territorializadas y formación en inglés como segunda lengua, así como especializar la educación superior de los liceos en estos dos temas.

Incluye, también, un programa de orientación ciudadana acerca del proceso de vejez, atención y cuidados que debe brindarse a estas personas, y se promoverá la imagen de la población envejeciente, mediante programas de interacción de la población infantil con las personas adultas mayores en las escuelas.República Dominicana vota en unas elecciones marcadas por la crisis de  Haití y roces de migración

En cuanto a una mayor participación de las mujeres, fortalecerá el programa de primer empleo inclusivo, con énfasis en sectores tradicionalmente masculinizados. Promover la generación de empleos de calidad, a través de los servicios de cuidado, en alianzas público-privadas.Y, en el ámbito de la población carcelaria, como acción a favor de la seguridad ciudadana, implementará el programa de reinserción laboral de expresos.

Sus propuestas con relación al comercio, incluyen una campaña de información y formación para la exportación de productos agropecuarios hacia el Caribe; y promover el financiamiento a asociaciones y cooperativas con fines de exportación hacia el Caribe; y desarrollar los programas ProRural y Prioritario de Desarrollo Rural con componente prioritario de ecoturismo.

En el área de agroindustria, Abinader se propne ejecutar el programa de desarrollo productivo con componente priorizado de estrategia de agroindustrialización. Además, propuso poner en marcha el plan “De caminos vecinales a vías para el desarrollo rural”; para fortalecer las infraestructuras, mientras que, en vivienda, se aplicará el Plan Dominicana, se reconstruye con componentes de zonas rurales.

Para garantizar el acceso a los servicios básicos, prometió a la ciudadanía la aplicación del Pacto por el agua con énfasis en el uso eficiente del agua en la zona rura, y en Energía aplicar programas de electrificación rural con paneles solares.

Reelección: Un poco de historia

La reelección presidencial registra una historia de triunfos, conflictos y fracasos en el país desde 1970, cuando el presidente Joaquín Balaguer, quien había triunfado con el Partido Reformista en las elecciones de 1966 al enfrentar a Juan Bosch, del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), provocó la división de su partido al plantear su reelección. No obstante, ganó fácilmente al abstenerse la oposición.

 ¿eran amigos? - Diario Libre
Balaguer y Bosch,

El mandatario volvió a reelegirse en los comicios de 1974 en medio de una descomunal represión que provocó el retiro de los dos principales bloque opositores, el Acuerdo de Santiago y el Bloque de la Dignidad Nacional. En 1978 el proyecto reelecciones de Balaguer fracasó poniendo fin al período conocido como de “Los 12 Años”. Fue vencido por Antonio Guzmán y el PRD, encabezado por José Francisco Peña Gómez.

La reelección resurgió en 1990, otra vez de las manos de Balaguer, quien luego de regresar al gobierno tras vencer a Jacobo Majluta y al PRD, en 1986, planteó su continuidad en el poder para enfrentar y vencer otra vez a Bosch, ahora con su nuevo Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Insistió en la reelección en las elecciones de 1994, para enfrentar a Peña Gómez y el revitalizado PRD, así como a Bosch y su disminuido PLD. El estrecho margen de los votos entre Balaguer y Peña Gómez desató una grave crisis post-electoral, que tambaleó la democracia.

Como consecuencia de este conflicto fue preciso la firma de un “Pacto por la Democracia”, que redujo dos años al período de Balaguer y la prohibición de la reelección consecutiva. También se aprobó la separación de las elecciones presidenciales de las congresuales y municipales, así como el 50% más un voto para ganar las elecciones.

Leonel Fernández junto a José Francisco Peña Gómez

La reelección volvió a crear grandes dificultades cuando el presidente Hipólito Mejía, del PRD, impulsó una reforma constitucional para restablecerla. La acción de Mejía provocó la división de esa organización política y su derrota en las elecciones de 2004, a manos del expresidente Leonel Fernández, quien ya había gobernado entre 1996-2000. La nueva reforma constitucional permitió que Fernández se reeligiera con facilitad en las elecciones de 2008, al vencer al candidato presidencial del PRD, Miguel Vargas.

Con una nueva reforma constitucional propiciada por Fernández en 2010, se restableció el sistema de reelección no consecutiva. Pero Danilo Medina triunfó con el PLD en las elecciones de 2012 y logró aprobar otra reforma constitucional, para volver a la reelección de dos períodos. Medina triunfó con facilidad en las elecciones de 2016 ante un naciente Partido Revolucionario Moderno (PRM) y su candidato Luis Abinader.

Una nueva reelección de Medina para las elecciones de 2020 estuvo latente durante todo el período presidencial, en medio de insistentes rumores del sometimiento de un proyecto de ley para volver a reformar la Constitución con ese propósito. Las tensiones provocaron la militarización del Congreso Nacional en 2019, mientras se intensificaban las protestas que encabezaba en su momento el propio presidente del PLD, Leonel Fernández.

Aunque al final Medina negó ese propósito, impuso a Gonzalo Castillo como precandidato para las primarias internas del PLD en octubre de 2019, quien derrotó a Fernández. El exmandatario alegó fraude y se dividió del partido, formando Fuerza del Pueblo. El resultado arrojó la derrota del peledeísmo a manos del PRM y Abinader en las elecciones de 2020.

*Periodista venezolana, analista de temas de Centroamérica y el Caribe,  asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la).

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.