Aumenta el gasto en armamento (y también el hambre mundial)

180

Isabella Arria

Estados Unidos mantiene su dominio con una inversión de 916.000 millones de dólares, seguido por China y Rusia, tercero en el ránquing mundial, según el último informe del del Instituto Internacional de Estocolmo de Investigación para la Paz (Sipri).

Mientras unos 800 millones de personas se encuentran en estado de hambre crónica, el gasto militar a nivel mundial alcanzó una cima y, por primera vez desde 2009, se incrementó en los cinco continentes, explicó Nan Tian, investigador del Sipri. El gasto militar creció 6.8 por ciento en 2023. La continuación de la guerra en Ucrania implicó un aumento del gasto militar en el país invadido, así como en Rusia y en toda una serie de países europeos.Más armas, más destrucción, más hambre en Europa | Al Mayadeen Español

Cada día 24.000 personas mueren de hambre en el mundo. De ellas, 18.000 son niños y niñas de entre uno y cuatro años. el hambre y la desnutrición afecta a 282 millones de personas en África, 418 millones en Asia y 60 millones en América Latina y el Caribe. Más de 200 millones de niños de todo el mundo están desnutridos o tienen sobrepeso. Es decir, sufren de malnutrición y desnutrición.

Los conflictos armados han ocasionado grandes desplazamientos de la población afectada, obligando a las personas a huir de la violencia, agresiones y la falta de recursos para vivir.

¿Inversión en defensa?

Los gastos en armamento a escala mundial tuvieron en 2023 su mayor subida en más de una década y alcanzaron un récord de 2.4 miles de millones de dólares debido a los conflictos y tensiones en curso. La inversión en materia de defensa aumentó en todo el mundo, aunque son más notables en Europa, Medio Oriente y Asia. EEUU, China, Rusia, India y Arabia Saudita son los países que más gastaron en armamento.

La guerra en Ucrania y el aumento de las tensiones geopolíticas provocaron en 2023 el mayor aumento en el gasto militar global desde 2009. La inversión en armas alcanzó la cifra récord de 2,44 mil millones de dólares, un 6,8 % más en términos reales que en 2022 y un 2,3 % del Producto Interior Bruto (PIB) global.

Más armas igual a más hambre«El aumento sin precedentes en el gasto militar es una respuesta directa al deterioro global en paz y en seguridad. Los Estados están priorizando la fuerza militar, pero se arriesgan a una espiral de acción-reacción en un panorama geopolítico y de seguridad más volátil», apunta el informe.

“El gasto militar a nivel mundial alcanzó una cima, y por primera vez desde 2009, se incrementó en los cinco continentes”, explicó Nan Tian, investigador de Sipri.“Los Estados están dando prioridad a la fuerza militar, pero corren el riesgo de entrar en una espiral de acción-reacción en un panorama geopolítico y de seguridad cada vez más volátil”, añadió

Estados Unidos mantiene su dominio incontestable con una inversión de 916 mil millones de dólares, un 2,3 % más, y el 37 % del gasto global (tres veces más que China, segundo en la lista), así como un 68 % del de los 31 países miembros de la OTAN.

El estudio destaca la mayor inversión en defensa de los países europeos de la OTAN, el 28 % de la de toda la Alianza, es el mayor nivel en una década, con once de ellos por encima del compromiso del 2 % del PIB. Resalta entre ellos Polonia que, con una subida interanual del 75 %, registró el mayor aumento anual en Europa. El gasto conjunto de los miembros de la OTAN ascendió a 1,34 mil millones de dólares, el 55 % del total en el mundo.

Ucrania e Israel

Con la guerra de Ucrania “lejos de terminar”, un Oriente Medio en ebullición y Asia sujeta a tensiones múltiples, el investigador del Sipri espera que siga creciendo el gasto militar. “Esperamos que esta tendencia al alza continúe al menos unos años más”, aseveró  Nan Tian.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó en abril último un paquete de ayuda militar de 60.800 millones para Ucrania cuya tramitación llevaba meses estancada por la negativa de un grupo de legisladores republicanos.

EEUU es el proveedor clave del equipamiento que Ucrania más necesita: interceptores de defensa aérea, municiones de artillería y misiles de mayor alcance, como los Himars. Poco más de un tercio se destinaría a reponer municiones estadounidenses. Alrededor de 14.000 millones de dólares ayudarían a Ucrania a comprar nuevas armas.Ucrania se queda sin proyectiles mientras Rusia presume de una industria  militar en expansión

También aprobó 26.400 millones de ayuda militar y financiación para cooperación “humanitaria a Israel” (parte de esos fondos se destinarán a reponer los sistemas antiaéreos y cero dólar para la necesaria ayuda humanitaria a los gazatíes). así como  8.100 millones para la región del Indo-Pacífico, la mayor parte destinados a fortalecer la capacidad de disuasión de Taiwán frente al peligro de una invasión china.

Rusia aumentó su gasto 24 por ciento, a 109 mil millones de dólares, y desde la anexión de Crimea en 2014 incrementó dicha partida en 57 por ciento. Ucrania destinó casi 100 mil millones con todo y apoyo.El gasto militar de Ucrania creció 51 por ciento, a 64 mil 800 millones de dólares. Al mismo tiempo, el país recibió 35 mil millones de dólares de ayuda, en su mayoría de Estados Unidos, lo que suma una inversión militar equivalente a más de 90 por ciento de la alcanzada por Rusia.

Si bien los presupuestos de defensa de ambos países están cerca, en el caso de Ucrania representan 37 por ciento del PIB y 58 por ciento del gasto público del país, según el investigador Nan Tian. En Rusia, en cambio, supone 5.9 por ciento del PIB. El margen de maniobra de Ucrania para aumentar su gasto (militar) es ahora muy limitado, resumió el especialista.

Las armas especiales que Rusia está probando en pleno combate en Siria«Los últimos dos años de guerra en Ucrania han cambiado de forma fundamental las perspectivas  europea sobre seguridad. Ese cambio en la percepción de la amenaza se refleja en dirigir crecientes partes del PIB al gasto militar», según el SIPRI. “El margen de maniobra de Ucrania para aumentar su gasto [militar] es ahora muy limitado”, resume el informe.

Rusia, tercero en el ránking mundial, destinó una cifra estimada de 109.000 millones de dólares, el 4,5 % global y un 24 % más interanual, lo que supone además el 5,9 % de su PIB, mientras que Ucrania, octavo inversor mundial en armas, aumentó su gasto un 51 % hasta 64.800 millones de dólares, un tercio de su PIB. Los 35.000 millones de dólares en ayuda militar recibidos por Kiev redujeron la brecha con Rusia y el gasto militar total ucraniano supuso el 91 % del de Moscú.

China gastó cerca de 296.000 millones de dólares, un 6 % más y el 12 % del total, lo que supuso la mitad de la inversión en la región Asia-Oceanía y arrastró a otros países, según el SIPRI. Así, Japón (décimo), aumentó su gasto militar un 11 % y, Taiwan, un 11 %.

Medio Oriente

Oriente Medio registró la mayor subida en una década, un 9 %, con Arabia Saudí (quinto) como líder regional, seguido por Israel (15º), que aumentó un 24 % su gasto por su ofensiva a gran escala en la Franja de Gaza.

«El amplio aumento en gasto militar en Oriente Medio en 2023 refleja la situación rápidamente cambiante en la región, de la mejora de relaciones diplomáticas entre Israel y varios países árabes en años recientes al estallido de una gran guerra en Gaza y el miedo a un conflicto regional», apunta el SIPRI.

El Caribe y Sudamérica

El informe destaca que el aumento de los niveles de delincuencia han provocado a su vez un mayor uso de la fuerza militar contra las bandas criminales en Centroamérica y el Caribe, lo que se tradujo en una subida del gasto del 54 % en 2023.

En la República Dominicana hubo una subida interanual del 14 % en respuesta al empeoramiento de la violencia de las bandas en Haití, país con el que comparte de la caribeña isla de La Española.

«El uso de los militares para suprimir la violencia de bandas ha sido una tendencia creciente en la región durante años, ya que los gobiernos o son incapaces de resolver el problema con medios convencionales o prefieren respuestas inmediatas y, a menudo, más violentas», señala el SIPRI.

Brasil se mantiene como líder regional en Sudamérica, y décimo octavo país a nivel mundial, con un gasto de 22.900 millones de dólares, un 3,1 % más.

La tendencia es similar en África, donde la República Democrática del Congo (RDC) duplicó su gasto, a 794 millones, el mayor incremento mundial, que se explica por las tensiones con la vecina Ruanda. Sudán del Sur tuvo el segundo mayor incremento porcentual del mundo (78%), y superó los 1.100 millones de dólares.

*Periodista chilena residenciada en Europa, analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)

 

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.