Maduro reveló la negociación directa con Estados Unidos (y por qué fracasó)

136

Marcos Salgado |

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro confirmó que su gobierno negoció directamente con la administración Biden en Estados Unidos para intentar restablecer relaciones diplomáticas entre los dos países, interrumpidas hace cinco años durante la estrategia Trump para acabar con el chavismo en el gobierno en Venezuela.

El quiebre de Maduro llega tras la confirmación de la derogación de la licencia 44 de la OFAC (el comisariato de sanciones estadounidenses) que relajaba las sanciones a la colaboración con Venezuela en la industria petrolera.

La negociación se extendió durante 2023 y los primeros meses de 2024, pero no acabó bien. Al menos eso se desprende del momento actual: el presidente Maduro mostró en cámara en transmisión en la televisión estatal y sus redes, la foto del jefe negociador por el gobierno, el presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, junto al subsecretario del Departamento de Estado de los EEUU, Brian Nichols, en Qatar.

A la izquierda Jorge Rodríguez, a la derecha Brian Nichols, en Qatar. (Captura de Pantalla de la televisión venezolana).

“Nosotros en todas las reuniones hemos llevado sobre la mesa una sola exigencia: el levantamiento sin condicionamiento de todas las medidas criminales, unilaterales, de todas las sanciones y el bloqueo sobre sociedad venezolana, sobre la economía venezolana”, explicó el presidente, durante un acto en la sede de Petróleos de Venezuela (PDVSA) en Caracas.

«Nosotros respetamos el carácter privado de esas conversaciones, pero ellos lo filtraron en la prensa estadounidense a través de Bloomberg, Associated Press, a través del New York Times, Washington Post. Y siempre se le reclamó y ellos fingieron locura. Reunión tras reunión», indicó Maduro.

El presidente venezolano detalló que se realizaron siete rondas de conversaciones, una se instaló en Doha, Qatar, después en la ciudad italiana de Milán. Las últimas fueron en México. También hubo otras, al menos seis, por videoconferencia.

“Se firmaron varios documentos (…), y nosotros a razón del incumplimiento absoluto del gobierno de los Estados Unidos, y por las medidas totalmente injustas, inmorales que han tomado el gobierno de Estados Unidos (..) decidimos formalmente dar a conocer a nuestro pueblo la verdad de lo escrito y lo firmado transparencia absoluta”, indicó el presidente venezolano.

La información fue destacada durante una jornada con los trabajadores y trabajadoras de Petróleos de Venezuela, SA (PDVSA) denominado “acto de compromiso con la clase obrera para el desarrollo del país”, liderado por el presidente Nicolás Maduro.

If you want, I want

El presidente Maduro no cerró la puerta a un nuevo intento de negociación con Estados Unidos, pero dejó claro que no aceptará que sea bajo otra condición que el total levantamiento de las sanciones (medidas coercitivas unilaterales) que pesan principalmente sobre las empresas estatales venezolanas.

«If you want, I want» (si tu quieres, yo quiero), insistió el presidente venezolano interpelando a Biden. La apelación sonó más a reclamo que a posibilidad de diálogo. Al menos por ahora. En Caracas aseguran que en EEUU no hay disposición real a avanzar un entendimiento, y que la no renovación de la licencia 44 está negociada con los sectores más duros de la oposición (con María Corina Machado en el centro) que siguen apostando a agendas de desestabilización.

 

* Periodista argentino del equipo fundacional de Telesur. Corresponsal de HispanTV en Venezuela, editor de Questiondigital.com. Analista asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)

 

 

 

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.