El ataque de Musk, detonante para la manada fascista brasileña e internacional

264

Jeferson Miola

Un detalle llama la atención en el inusual ataque de Elon Musk del 6 de abril a Alexandre de Moraes: el dueño de la «X»/ex Twitter aprovechó un post del ministro del Supremo Tribunal Federañ (STF), subido a la plataforma el 11 de enero, es decir, hace casi tres meses.

¿Y por qué? Simplemente porque ese fue el último post de Moraes en el correo de X. Una publicación, por cierto, neutralmente, de  felicitación al ex colega del STF Ricardo Lewandowski por el nombramiento al cargo de ministro de Justicia del gobierno de Lula.

postagem moraesLa provocación de Musk no tiene nada que ver con el contenido del post de Moraes; es sólo un silbato para el paquete fascista brasileño e internacional: «Por qué se requiere tanta censura en Brasil?»

En ausencia, por tanto, de algún hecho momentáneo que podría llevar a algún protagonizaje de él, Musk decidió entonces utilizar la última publicación de Moraes para poner en marcha la operación de guerra híbrida.

Musk lo haría de todos modos, incluso si Moraes hubiera publicado algo sobre la cultura culinaria del interior de Sao Paulo. Lo que importa es que Moraes personifica, para la extrema derecha, el objetivo central en la lucha contra la democracia en Brasil. El ataque contra él sirve de detonante para la movilización de la horda extremista para la desestabilización del país y el debilitamiento del gobierno de Lula.

La participación de redes extremistas en Brasil y en el extranjero se produjo rápidamente. Repitieron frenéticamente el tuit de Musk y renovaron el repertorio de ataques a la Corte Suprema, instituciones, así como las quejas sobre la supuesta dictadura del sistema en Brasil.

También fue notable la sincronía de la articulación de los líderes de extrema derecha en EEUU, Europa y América Latina en defensa de la libertad, manifestación, que, en el vocabulario fascista, es sinónimo de libertad criminal para atacar la democracia y el estado de derecho.

El perfil bolsonarista CissaBailey @CissaBailey, que se describe a sí mismo como un comentarista político, afirma que Musk “siempre libera el acceso a las zonas de guerra de Starlink”, y estamos “en una [guerra híbrida]”, recordando que Musk detenta los “contratos militares más grandes de los Estados Unidos”.postagem cissa

Sintomáticamente, en un en directo, el domingo 7, Bolsonaro celebró que la democracia brasileña haya ganado peso en el extranjero. Y afirmó que la compra de Twitter por Musk significó «para nosotros aquí un siplo de esperanza. El mundo todo paasa por personas que tienen voluntad de robar esa libertad nuestra. Y la libertad es la simiente para el futuro»

La relación de cúpulas uniformadas y el bolsonariasmo con Elon Musk tiene malos precedentes. El 20 de mayo de 2022, el gobierno fascista-militar con Bolsonaro otorgó al propietario de X la medalla de la Orden del Mérito de la Defensa, que “tiene el propósito de premiar a personalidades civiles y militares brasileñas o extranjeras, que prestan servicios relevantes a las Fuerzas Armadas”.

La democracia en el país corre un grave riesgo, especialmente nuestra libertad de expresión, con censura, detenciones y otros absurdos. Es necesario luchar por el retorno de la normalidad democrática. Bolsonaro dijo que «X está mostrando las entrañas del poder [en Brasil] después de que Musk lo compró”.

En la ceremonia, Bolsonaro señaló que la presencia de Musk en Brasil tiene un valor “inmaterial” [sic]; podríamos llamarlo “un mito a la «libertad». Dijo además que la compra de Twitter por parte de Elon Musk significaba “para nosotros aquí un soplo de esperanza. El mundo entero pasa por gente que quiere robarnos esa libertad. La libertad es la semilla para el futuro”.

El acto convocado por el bolsonarismo para el 21 de abril en Río ganó un combustible potente, y la balrista fascista contra el estado de derecho cobró un fuerte impulso en el país. Con el ataque a la Corte Suprema y la soberanía nacional, Musk dio el pitazo para una nueva ofensiva de la manada fascista.

*Miembro del Instituto de Debates, Estudios y Alternativas de Porto Alegre (Idea), fue coordinador ejecutivo del V Foro Social Mundial. Colaborador del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.