A 3000 días de la detención ilegal de Milagro Sala, la mujer que sentó en el banquillo al poder económico

1.189

Emilia Trabucco

“Será que no se puede ya soñar con ser los dueños de un lugar,que siempre fue nuestro hogar”

Milagro, de Peteco Carabajal

El martes 2 de abril se cumplieron 3000 días de detención ilegal de Milagro Sala, dirigente de la organización Tupac Amaru en Argentina. Fue la primera presa política del gobierno de Mauricio Macri al frente de la presidencia, y de Gerardo Morales, gobernador de la provincia de Jujuy.  La detuvieron luego de un acampe, acción contemplada como derecho constitucional, el 16 de enero de 2016. 3000 días, 8 años y 15 causas armadas en su contra.

En un nuevo aniversario, múltiples iniciativas se desplegaron a lo largo del territorio nacional, de la mano de las organizaciones populares que siguen exigiendo día a día su libertad: 3000 ollas en distintos barrios, marchas en Jujuy y una caravana que recorrió varios kilómetros desde las provincias para llegar a saludar a Milagro Sala y mostrarle su apoyo.

“No le perdonan haber llevado al banquillo a Blaquier”, dice su hija Claudia.  Carlos Pedro Blaquier, dueño del ingenio Ledesma, quien fue denunciado ante la Justicia por secuestros y desapariciones durante la última dictadura militar,  responsable directo de “La Noche del Apagón”, murió impune en 2023. Haberse enfrentado al poder real y expuesto sus privilegios, es la verdadera razón por la cual el empresariado, con la complicidad del poder político y judicial, mantiene encerrada a una de las referentas sociales más importantes de Argentina. Milagro Sala personifica la posibilidad de subvertir el orden impuesto construyendo poder popular real.

Hoy cumple prisión domiciliaria en La Plata, ciudad capital de la provincia de Buenos Aires, tras una larga peregrinación plagada de irregularidades, abusos, maltratos y una serie de vejaciones propias del modus operandi del terrorismo de Estado, que incluyó negarle atención médica, lo que hoy complica su salud. Una estrategia cuyo único objetivo parece ser quebrar su moral y su voluntad de hacer política para los sectores populares.

Milagro Sala a 4 años de su detención: "Como dice Cristina, no me  arrepiento de haber trabajado tanto" | PerfilDespués de un año que fue especialmente difícil para Sala, volvió a dar declaraciones desde su encierro, a cientos de kilómetros de su casa natal. Durante 2023 perdió a su hijo y a su marido, Raúl Noro, quien la acompañó hasta sus últimos días, a pesar de su enfermedad. “Destruyeron a mi familia”, dice Milagro en una entrevista, “Jujuy fue un laboratorio para disciplinar a las organizaciones sociales, para demostrar que ellos son los patrones de estancia y nosotros los negros tenemos que agachar la cabeza”, agrega.

El desgaste y la crisis política general del país ha surtido, en parte, el efecto deseado. El lobby empresarial tuvo el suficiente peso para que cuatro años de un gobierno puesto por mandato popular, el de la presidencia de Alberto Fernández, no hayan sido suficientes tampoco para lograr,al menos, el indulto para quien fue la principal responsable de que miles de jujeñes hayan conquistado el “buen vivir”, con un despliegue territorial que incluyó trabajo digno, construcción de viviendas, escuelas, centros culturales, complejos recreativos y centros de salud para los sectores históricamente postergados en la provincia del oro blanco, el litio.

En una provincia con recursos naturales estratégicos, el 44% de les habitantes son pobres, un porcentaje mayor al nivel de pobreza en Argentina. Los intereses de expropiación de dichos recursos y de control territorial por los poderes concentrados no solo incluye actores locales. Cabe recordar el rol que cumplió Gerardo Morales en el golpe de estado en Bolivia, contra el presidente Evo Morales en 2019. Dos meses antes, el gobernador había recibido a Ivanka Trump, hija del entonces presidente Donald Trump, quien fue la emisaria del dinero que viajó desde Estados Unidos para financiar el golpe.

En febrero de 2023, Marc Stanley, embajador norteamericano, se fotografiaba en los carnavales de Jujuy junto al gobernador. Meses después se desataban las protestas callejeras  por la reforma de la constitución provincial de Morales, en el marco de su estrategia de legalizar el saqueo de los recursos en manos de los privados y de los mecanismos de persecución y represión contra las organizaciones sociales.

Por más que los medios de comunicación ocultan el nivel de conflicto en Jujuy, las protestas continúan en una provincia con una larga historia de lucha, con detenciones arbitrarias, allanamientos ilegales y  torturas. El caso paradigmático reciente es la detención de Nahuel Morandini y Roque Villegas “por tuitear” sobre una supuesta infidelidad de la esposa del ex gobernador. Estuvieron detenidos 53 días, y hay 23 agentes penitenciarios imputados, entre ellos el Jefe del penal de Gorriti, por los delitos de vejaciones, severidades y apremios ilegales.

Hechos que se enlazan en una estrategia de disciplinamiento social que hoy también está siendo ejecutada por el gobierno nacional de Javier Milei y su ministra de Seguridad Patricia Bullrich. De norte a sur en Argentina, los intereses económicos extranjeros avanzan en el plan de saqueo con complicidad local. Este 5 de abril, otra funcionaria norteamericana, Laura Richardson, jefa del Comando Sur del Ejército, también muy interesada en el litio, visitó Ushuaia junto al embajador Stanley y al presidente Milei. Todo tiene que ver con todo.

“Las organizaciones sociales nacimos por los déficits de la clase política, donde quienes tienen que alimentar al pueblo y generar las condiciones del buen vivir están más preocupados por llevarse todo y saquear lo que es del pueblo”, expresa Milagro Sala a 3000 días de su detención.

La libertad de la líder de la Tupac Amaru es una deuda pendiente del proyecto nacional y popular. Entender que su caso es la máxima expresión de un plan represivo que llegó al poder en este siglo de la mano de Mauricio Macri y que tiene su continuidad en el gobierno actual, resulta fundamental a la hora de llevar adelante las acciones necesarias para frenar el plan de las grandes corporaciones económicas, que hoy controlan además las riendas del Estado nacional.

*Psicóloga y Magíster en Seguridad de la Nación. Analista del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE) de  Argentina

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.