Nunca Más: La respuesta popular al negacionismo del gobierno libertario

364

Claudio della Croce y Rubén Armendáriz

Organismos de derechos humanos marcharon desde el mediodía junto a partidos políticos, centrales obreras y organizaciones sociales en la que fue la mayor movilización desde el comienzo de la gestión libertaria de Javier Milei y la  instalación de un gobierno  negacionista, que vino a poner en cuestión los consensos construidos a lo largo de estos 40 años de democracia, y  que además coincide con los postulados y objetivos económicos de la dictadura cívico-militar que se instalara 48 años atrás.

Organismos de derechos humanos, la CGT y las dos centrales de CTA, movimientos sociales, agrupaciones políticas y estudiantes se movilizaron hacia plazas de todo el país para conmemorar el Día de la Memoria, la Verdad y la Justicia. El epicentro estuvo en Plaza de Mayo, en la capital argentina. Fue una de las marchas más multitudinarias de los 40 años transcurridos desde la restauración de la democracia; los medios hablan de 400 mil personas sólo en la capital: ancianos, personas mayores, muchos jóvenes, niños, unidos en el reclamo de «Nunca Más» una dictadurani un genocidio.

La marcha de de este año se alza contra el negacionismo o la reivindicación de aquel golpe siniestro. Un evento que fue oficialista, con todos sus problemas, se transforma, por obra y gracia de Milei y sus adláteres, en una forma de resistencia

El premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel,  en el acto central de Plaza de Mayo señaló. «Rechazamos el negacionismo y la apología del terrorismo de Estado. Este gobierno ha puesto en marcha un protocolo represivo destinado a impedir el ejercicio del legítimo derecho a la protesta social. Así como hicieron en el gobierno de Mauricio Macri y Patricia Bullrich, la persecución y difamación a los opositores políticos y sociales vuelve a ser una práctica cotidiana», afirmó Tati Almeida, referente de las Madres de Plaza de Mayo.»¡Tenemos 30.000 razones para defender la Patria!», exclamó.

Almeida hizo un llamado a la unidad para vencer al odio. «La Unidad de las fuerzas políticas y sociales, sindicales y de los movimientos de derechos humanos, de los feminismos y diversidades debe ser mandato urgente para organizar la resistencia y generar las alternativas necesarias para poner fin a tanto sufrimiento», sostuvo.

«Frente a este gobierno, que pretende restablecer la teoría de los dos demonios y reivindica al terrorismo de Estado, seguimos reclamando una ley contra el negacionismo, que sancione a funcionarios y funcionarias y representantes elegidos que desestimen los crímenes y a sus víctimas», afirmó en ese sentido el documento oficial del acto, en un tramo leído por la titular de Abuela de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, en el escenario principal pasadas las 15 horas.  Aclaró que el proyecto del Gobierno de modificar la Ley de Seguridad Interior -incluyendo tareas de policía para las Fuerzas Armadas- «es contraria a los derechos humanos de todos».

El texto oficial de los organizadores del acto comparó el plan económico de La Libertad Avanza con el de la dictadura: «El gobierno de Milei y Villarruel está ejecutando, de manera brutal y acelerada, el plan de ajuste más despiadado de estos 40 años de historia democrática. Es la reedición de la miseria planificada de Martínez de Hoz. Asimismo, se le pidió «a los representantes del pueblo, diputados, diputadas, senadores y senadoras» que rechacen «por inconstitucional el DNU y la Ley Ómnibus (presentados por el gobierno), que son de nulidad absoluta».

«Milei pide poderes absolutos para destruir el país y obligar a los gobernadores a que firmen la aprobación de la Ley Ómnibus antes del Pacto en Córdoba el 25 de Mayo. Es una extorsión y una traición a la Patria. El gobierno quiere arrastrar al país a una dictadura del Mercado», agregó el documento, que agregó: «pedimos a los gobernadores que resistan ante las extorsiones del gobierno, que defiendan el territorio nacional y los recursos naturales,

El ministro de Defensa, Luis Petri, advirtió hoy que «discutir» sobre si fueron o no 30 mil los desaparecidos durante la última dictadura cívico-militar en la Argentina «no le aporta nada al debate», al tiempo que remarcó que hay que «valorar la recuperación y consolidación de la democracia y condenar todos y cada uno de los quiebres constitucionales que hubo en el país». De este modo, cruzó a la vicepresidenta de Villarruel, quien afirmó que en un intento de provocación que no fueron 30.000 los desaparecidos en la última dictadura cívico-militar.

Ya antes el presidente Javier Milei había señalado: “No son 30.000 los desaparecidos, son 8.753″. Nadie sabe de dónde sacó la ciifra, pero hayan sido 30 mil o 8.753, lo único que hizo fue reconocer el genocidio.

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicilof, señaló que la novedad es que quieren negar lo que ocurrió en la Argentina y eso como se ve no es algo que nuestro pueblo esté dispuesto a permitir». «El ejemplo es estar en la plaza, ellos vienen a reprimir, nosotros venimos a marchar por el futuro. Venimos a reafirmar que fueron 30.000, por la memoria, la verdad y la justicia (…) , añadió.

“En estos días en los que vuelven a decir que en la Argentina hubo una guerra, necesitamos que todos entiendan bien: quienes fueron juzgados están presos por desaparecer, torturar y robar bebés”, expresó el gobernador, y agregó: “La dictadura fue contra compañeros militantes, por supuesto, pero también fue contra sindicalistas, delegados de fábricas y todos aquellos que presentaran resistencia frente a un modelo de hambre, desindustrialización y quita de derechos”.

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner recordó este domingo el inicio de la última dictadura cívico-militar y pidió que se pudiera “reflexionar sin dogmatismos ni odios” como se llegó “hasta acá”, tras mencionar también el bombardeo a la Plaza de Mayo en 1955. “Un día como hoy, hace 20 años, acompañé al Presidente Néstor Kirchner al acto de recuperación de lo que fuera el mayor centro clandestino de detención de la Dictadura cívico-militar iniciada el 24 de marzo de 1976, la ESMA”, recordó la ex mandataria.

Y enseguida añadió: “Tal vez, el lugar más emblemático de la tragedia política, económica y social que envolvió a todos los argentinos en aquellos años y de la que, aún hoy, sufrimos las consecuencias”.  Sostuvo que la dictadura de 1976 “no fue la primera”: En junio de 1955, durante el segundo gobierno del General (Juan Domingo) Perón, aviones de las Fuerzas Armadas argentinas, piloteados por argentinos, descargaron toneladas de bombas sobre otros argentinos y argentinas que circulaban en un día normal de trabajo por la Plaza de Mayo y sus alrededores, provocando cientos de muertos y miles de heridos”.

La diputada nacional del Frente de Izquierda Myriam Bregman criticó el spot que compartió el Gobierno de Javier Milei por el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia. «Entre todos los hechos falsos o manipulados (por ejemplo, Yofre -secretario de Inteligencia del Estado entre 1989-1990 en el gobierno de Carlos Menem-  olvidó que las reparaciones económicas fueron del gobierno de Menem del que formó parte), que el video oficial reduzca toda la lucha de nuestro pueblo por juicio y castigo a un problema monetario, no se le ocurrió ni a los genocidas»,

El Gobierno de Javier Milei negó oficialmente este domingo que la cifra de 30 mil desaparecidos durante la última dictadura militar. Lo hizo difundiendo por las redes sociales de la Casa Rosada un video en el que un ex guerrillero (Luis Labraña) afirma que él inventó el número en Holanda.En una nueva provocación, en un video, el Gobierno desde las redes sociales oficiales, busca justificar el accionar de los militares en la última dictadura. Habla de “memoria completa” y miente para justificar el genocidio. Reaviva la nefasta teoría de los dos demonios y calumnia la histórica lucha por los derechos humanos diciendo que fue “hecha por plata”.

Es la primera vez en 40 años de gobiernos constitucionales que desde la Casa Rosada se tomó la decisión de ir en contra de toda la jurisprudencia nacional e internacional, de la reconstrucción de la verdad histórica plasmada en infinidad de fallos judiciales, investigaciones académicas, libros, películas y la propia documentación acumulada en décadas por organismos de derechos humanos (nacionales e internacionales) e instituciones del propio Estado que coinciden en afirmar que en argentina hubo un genocidio.

Esos testimonios lanzados desde el gobierno y la granja de trolls que controla, intentan reforzar la idea de que en Argentina hubo una “guerra” en la que el Estado cometió “excesos”. Pero lo hace para encubrir al verdadero terrorismo de Estado contra la población en su conjunto y para exigir algo así como una “memoria completa” que iguale la acciones de las organizaciones armadas (que para el 24 de Marzo estaban prácticamente diezmadas) al plan de exterminio, desapariciones, robos de bebés y miseria planificada instaurado por la juntas militares a pedido de las grandes corporaciones nacionales y multinacionales.

*Della Croce es economista y docente argentino,, Armendáriz es periodista y politólogo, ambos asociados al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE)

1 comentario
  1. […] Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE), 24 de marzo de […]

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.