En México arrancó la puja presidencial entre dos mujeres

245

Gerardo Villagrán

El primero de marzo arrancaron en México las campañas para elegir a la próxima presidenta, las que se entenderán hasta el 29 de mayo, donde la candidata del oficialismo, Claudia Sheinbaum, lidera todas las encuestas, lejos de la opositora Xóchitl Gálvez, mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador permanece como la figura central de la política mexicana.

Sheinbaum, candidata de la coalición Sigamos Haciendo Historia, encabezó un evento multitudinario en el Zócalo de la Ciudad de México, mientras la abanderada de PAN, PRI y PRD, Xóchitl Gálvez, optó por la ciudad de Fresnillo, Zacatecas -el sitio con más miedo, dijo- para inaugurar sus actividades. Durante meses, las encuestas han permanecido prácticamente inmóviles con una incuestionable ventaja de la candidata progresista.

En la etapa definitiva rumbo a los comicios del 2 de junio, los más grandes en la historia del país con mas de 20.000 cargos públicos en disputa, Sheinbaum y Gálvez disputarán la presidencia junto con Jorge Álvarez Máynez, candidato del partido Movimiento Ciudadano, un candidato referencial.

Sheinbaum, presentó el viernes, en el inicio de la campaña, sus 100 compromisos de proyecto de nación y sostuvo que en la elección del 2 de junio sólo habrá dos caminos a tomar: que siga la transformación o que regrese la corrupción. Dijo, asimismo, que va a contener a los grupos criminales, para que pueda regresar la paz y la tranquilidad.

La exgobernadora de la capital manifestó que si bien en el país se siente la transformación y en seis años se ha hecho muchísimo, aún falta, y enlistó sus 100 compromisos. Sobre la relación con Estados Unidos, señaló que será “respetuosa, con coordinación, pero no con subordinación» y que «la política exterior de México seguirá los principios de la no intervención y fraternidad con los pueblos”.

Un gobierno, dijo, con pleno respeto a la libertad de expresión, de prensa y de movilización. La candidata oficialista retomó las iniciativas de reforma al Poder Judicial y a los órganos electorales, y anticipó una iniciativa para revertir la relección consecutiva de legisladores y alcaldes.

Gálvez, por su parte, recurrió al tema de la seguridad para abrir la contienda. Una de sus primeras propuestas fue construir una prisión de muy alta seguridad y con tecnología de punta para que los delincuentes tengan miedo de caer ahí y la piensen antes de cometer una atrocidad. Dijo que “no hay comparación con El Salvador: ojalá México tuviera maras y ese fuera el problema; aquí estamos hablando de cárteles de la droga, extremadamente peligrosos”.

FotoAl añadir que no plantea detenciones masivas, se definió como una mujer que respeta plenamente las garantías de las personas; no comparto la violación a los derechos humanos de nadie. Expresó que hay cosas en que no coincide con Nayib Bukele, como la separación del Congreso o la relección fuera de la ley, pero insistió en que los detenidos por masacres deben tener castigo ejemplar.

Gálvez, quien ante notario firmó con sangre su compromiso de no desaparecer los programas sociales, planteó una nueva etapa en la cooperación con Estados Unidos, con una agencia binacional de aduanas.

“Y para quienes hablen de soberanía, aquí les digo lo siguiente. Prefiero una colaboración bilateral respetuosa y transparente con EEUU que seguir permitiendo que los cárteles controlen regiones cada vez más grandes del país. Morena defiende la soberanía de los cárteles. Yo defiendo la soberanía de los mexicanos”, agregó.

Como era de esperarse, desde el inicio de la campaña se evidencia el contraste entre dos proyectos de nación. Por un lado, la propuesta de continuidad de la Cuarta Transformación enarbola un proyecto nacionalista, de defensa de la soberanía, atención a las causas de la violencia y promoción del bienestar social.

Por el otro,  un retorno al pasado neoliberal vestido de populismo penal,  con dicurso ultraderechista, exaltando la violencia de Estado que fue el sello del calderonato, último gobierno emanado de su partido. Propuestas como la de construir una megacárcel, como en El Salvador, dejan claro que una victoria del conservadurismo representaría una involución trágica para la paz yel futuro de un país humanista.Seguidores de la candidata presidencial Xóchitl Gálvez en el acto

Aunque la elección se dirime entre las candidatas, los analistas advierten sobre el papel del Instituto Nacional Electoral (INE) como actor en la contienda, ya que desde la salida del exconsejero presidente Lorenzo Córdova y parte de su camarilla, el organismo  adolece hoy de falta de credibilidad, eficiencia, imparcialidad, objetividad e independencia política. Códova fue orador único del mitin del magnate Claudio X. González en defensa de la oligarquía derrotada en las urnas hace seis años.

Los analistas recuerdan que los comicios presidenciales de 2006 y 2012 estuvieron marcados por el fraude, en el primer caso, y por una masiva compra de votos que puso en duda los resultados oficiales, en el segundo.

En 2018, el desenlace fue indiscutible debido a la contundencia de la votación, pero el proceso no estuvo exento de malas prácticas como compra de votos, quema de materiales electorales, mapachismo, ataques armados y siete asesinatos, nada de lo cual fue considerado de suficiente gravedad por el organismo electoral.Un editorial de la Jornada señala que Lorenzo Córdova dejó en el INE un legado de parcialidad, derroche, desmesura e incluso censura contra sus opositores.

El INE, en primera instancia, debe atajar ya mismo las campañas sucias que por ahora han tomado dos formas: el intento de vincular al presidente Andrés Manuel López Obrador y a Claudia Sheinbaum con el narcotráfico mediante una campaña sucia de manipulación en redes sociales, agencias de noicias y diarios (incluso el New York Times) y los videos generados por inteligencia artificial en donde se simula la voz e imagen de la candidata a fin de desprestigiarla.

*Antropólogo y economista mexicano, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.