Lula y Blinken coinciden en la creación de un Estado palestino

150

Juraima Almeida

En medio de la crisis diplomática entre Brasil e Israel, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, coincidió con el presidente del Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva en la necesidad de la creación del Estado Palestino.

Días atrás, en la cumbre de la Unión Africana, el mandatario brasileño llamó a detener la matanza en el enclave de la Franja de Gaza y sostuvo que Israel comete un “genocidio” contra el pueblo palestino similar al holocausto nazi. Inmediatamente fue declarado «persona non grata» por el el Gobierno de Benjamín Netanyahu.

La reunión con Blinken llegó luego que EEUU rechazara una comparación de Lula de la ofensiva israelí en la Franja de Gaza con el Holocausto nazi. Lula acusó a Israel, que cuenta con el apoyo militar y diplomático estadounidense y de la organiación del Tratado del Atlántico Norte, de cometer un «genocidio» contra los palestinos y comparó las acciones del ejército israelí con el exterminio de los judíos por los nazis.

Como consecuencia, Israel lo declaró «persona non grata» y dijo que no podrá ingresar a su territorio hasta que se retracte y disculpe. En respuesta, Brasil llamó a consultas a su embajador en Tel Aviv y convocó al representante diplomático israelí para mostrar su «insatisfacción».

Pero el Gobierno israelí continuó en su escalada de confrontación con mensajes en las redes sociales. El canciller, Israel Katz, insistió con un mensaje en portugués: “Millones de judíos en todo el mundo esperan sus disculpas. ¿Cómo te atreves a comparar a Israel con Hitler?”. “Qué vergüenza. Tu comparación es promiscua, delirante. Vergüenza para Brasil y escupitajo en la cara de los judíos brasileños”, dijo.

Estados Unidos expresó el martes su desacuerdo con Lula, poco después de vetar por tercera vez una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que pedía un «alto el fuego inmediato» en la Franja de Gaza.

Lo cierto es que la relación entre Estados Unidos y Brasil  mejoró significativamente desde el regreso al poder en 2023 de Lula, quien sucedió al presidente ultraderechista Jair Bolsonaro, cercano a Donald Trump. Lula, de 78 años, ya viajó a Washington para reunirse con su homólogo demócrata Joe Biden.

«El presidente Lula reafirmó su deseo de paz y del fin de los conflictos en Ucrania y la Franja de Gaza. Ambos coincidieron en la necesidad de crear un Estado palestino», dijo la Presidencia de Brasil en un comunicado sobre la reunión con Blinken en el Palacio de Planalto, que duró una hora y cincuenta minutos.

De la reunión también participaron el asesor especial de Lula, el ex canciller Celso Amorim; y la embajadora de Estados Unidos en Brasilia, Elizabeth Bagley. Blinken se encuentra en Brasil para participar de la reunión de cancilleres del G20 en Río de Janeiro, tras lo cual tiene previsto visitar al ultraderechista presidente argentino Javier Milei, en Buenos Aires.

Blinken señaló que «fue una reunión excelente. Estoy muy agradecido al presidente Lula por su tiempo. Estados Unidos y Brasil están haciendo cosas muy importantes juntos», dijo a la prensa. «Trabajamos juntos bilateralmente, regionalmente y globalmente. Es una asociación muy importante y somos gratos por la amistad de Brasil», agregó.

Lo que no dicen las declaraciones oficiales es que además del conflicto palestino-israelí, Brasil y Estados Unidos tienen otros puntos de divergencia. Entre los de mayor relevancia se encuentran la guerra en Ucrania y las relaciones con Venezuela.

Según el comunicado oficial, Lula expresó su agradecimiento al presidente Joe Biden «por su postura en defensa de la democracia y por las medidas que ha adoptado a favor de los trabajadores estadounidenses». Pero el vocero de Blinken y del Departamento de Estado, Matthew Miller, dijo: «No estamos de acuerdo con esos comentarios; hemos sido bastante claros al decir que no creemos que se haya producido un genocidio en Gaza».

Otros temas

Durante el encuentro,  Lula y Blinken también abordaron otras temáticas. El estadounidense felicitó a Brasil por la aprobación de la reforma tributaria, la recuperación de las políticas sociales y la responsabilidad fiscal. Recordó que Estados Unidos es el principal inversor en Brasil y está abierto a profundizar los vínculos económicos y comerciales entre los dos países, dijo la Presidencia brasileña.

Blinken dijo que Washington está interesado en hacer un nuevo aporte al Fondo Amazonia que administra Brasil para impulsar políticas sociales preservando la selva sudamericana, mientras Lula reiteró la necesidad de reformar las organizaciones financieras internacionales y el Consejo de Seguridad de la ONU, una de sus propuestas en el orden global en el marco de su presidencia.

Asimismo, Lula destacó la urgencia de abordar la cuestión de la deuda externa de los países africanos, mientras que Blinken «agradeció el accionar de Brasil en el diálogo entre Venezuela y Guyana» por el diferendo por la región del Esequibo.

*Investigadora brasileña, analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

 

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.