Fujimori reveló que Boluarte se queda hasta 2026… ¿y luego Keiko?

203

Mariana Álvarez Orellana

El exdictador Alberto Fujimori reapareció en público a poco más de dos meses de abandonar la prisión gracias a que el Tribunal Constitucional (TC) ratificó el indulto que le concedió el expresidente Pedro Pablo Kuczynski en el 2017, para afirmar que la reprobada presidenta Dina Boluarte va a continuar en el poder hasta 2026: “Por lo menos así lo ha acordado el fujimorimo”, dijo.

Fujimori -condenado en 2009 por homicidio calificado, lesiones graves y secuestro agravado, entre otros delitos- se dio tiempo para declarar al programa de Milagros Leiva sobre temas de índole político y referidos a su proceso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.Alberto Fujimori. (Foto: Captura de video)

Catorce años después de ser sentenciado, Fujimori, acusado de las masacres de Barrios Altos y La Cantauta, así como por su participación en los secuestros del periodista Gustavo Gorriti y del empresario Samuel Dyer en 1992, recibió en diciembre nuevamente una orden favorable de libertad.

El Tribuna Constitucional instruyó la «inmediata» liberación del expresidente de 85 años, quien en 2009 fue condenado a 25 años de cárcel por los delitos de homicidio calificado, lesiones graves y secuestro agravado por trato cruel.“Estoy bien alejado de la política, estoy más concentrado en mi salud; me abstengo de opiniones, ningún tema político, ya me he olvidado…”, había dicho una semana atrás. Pero esa postura ya es historia.

El lunes, el indultado expresidente de la República rompió su silencio para dejar en claro no solo que él participa en las decisiones de la agrupación que hoy lidera su hija Keiko, sino también para poner en agenda la eventual postulación de su primogénita en la contienda de 2026.

Fujimori también hizo las paces con su exsocio Vladimiro Montesinos morijerando sus delitos. “Cada persona comete sus errores, pero él cumplió su función, trabajaba en Inteligencia y en Inteligencia lo hizo bien”, dijo, y añadió, cuando se le preguntó si fue corrupto, que “al final (a Montesinos) lo mareó el dinero”.

Los momentos más mediáticos de la relación entre Fujimori y Montesinos | Canal N
Montesinos y Fujimori, una década de matanzas

Montesinos fue condenado por homicidio, asesinato y asociación ilícita en el 2001; y ha sido recientemente sentenciado por el asesinato de Mariella Barreto y por las matanzas de Pativilca y La Cantuta.

El analista Carlos Oré  indicó que “Si Fujimori supiera lo que es el remordimiento, se alejaría de las cámaras. Si le interesara el futuro político de su hija o respetara el duelo de las familias afectadas durante su gobierno, guardaría silencio; pero el exdictador sonríe al periodista que le recuerda sus años en Palacio y respalda a quien, al igual que él, no vaciló al disparar a los ciudadanos que ejercían sus derechos fundamentales”.

Añade que las esperanzas para evitar el retorno del fujimorismo recaen precisamente en el fujimorismo, en sus errores para ser más exacto. Si vuelven a vislumbrarse presuntas cercanías al narcotráfico o apelan una vez más al terruqueo, el racismo y el clasismo como discurso político, quizás vuelva a invadir a los peruanos esa fugaz sensación de rechazo que ya consiguió negarle la presidencia en tres oportunidades.

Los peruanos aún recuerdan la década fujimorista en que se disolvió el Congreso, se masacró estudiantes, se esterilizaron mujeres contra su voluntad, se secuestraron periodistas y se compraron las lealtades de los congresistas con fajos de dinero. Ahora llaman errores a la crueldad, la saña y el autoritarismo.

Dina Boluarte «va a continuar hasta el 2026»

Consultado sobre el pedido de algunos sectores sociales para que se adelanten las elecciones presidenciales, Fujimori  aseguró que esto «no se justifica» y que la  Boluarte continuará hasta el 2026. “ El gobierno de la presidenta Dina Boluarte va a continuar hasta el 2026; por lo menos Fuerza Popular y el fujimorismo así lo ha acordado«, indicó.

Vale resaltar que, a raíz de su puesta en libertad el 6 de diciembre del año pasado, la Corte-IDH solicitó al Estado peruano un informe sobre el fallo del Tribunal Constitucional que restituyó los efectos del indulto humanitario que se le concedió el 2017.

A  dos semanas de que venza el plazo para presentar dicho informe, Gustavo Adrianzén, representante del Perú ante la Organización de los Estados Americanos (OEA), indicó que el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y la Cancillería trabajan conjuntamente en el documento que presentará el Estado peruano.

«No se pueden oponer al indulto en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, porque el indulto es una facultad presidencial. Se está cuestionando, quizás, el procedimiento seguido y algunas deficiencias; pero el indulto como tal es una facultad presidencial que el propio sistema reconoce”, agregó.

El retorno

Keiko acusada de lavar dinero

El analista político José Carlos Requena señaló que “sus declaraciones son coherentes con el comportamiento que ha tenido Fuerza Popular en el Congreso, no son nada sorpresivas”, y añadió que estas intervenciones públicas podrían continuar de manera espaciada.

“No va a tener una acción tan recurrente, pero seguramente aparecerá de cuando en cuando. Aunque diga estar alejado creo que va a tener algún nivel de influencia y a ser consultado por el liderazgo de Fuerza Popular”, comentó.

La pregunta es si el efecto será negativo o positivo para la agrupación, aunque los analistas coinciden en que la presencia de Fujimori terminará consolidando el núcleo duro del fujimorismo, aunque su papel será secundario y de apoyo a su hija Keiko, que ha permanecido en actividad política desde 2006.

Respecto a una nueva postulación a la presidencia de su hija, Keiko Fujimori,  dijo que «Todavía es prematuro tomar decisiones, pero en su momento lo haremos. El fujimorismo va a estar presente todavía. Lo que se va a hacer es que el fujimorismo siempre esté presente porque hay público», puntualizó.

Pero Keiko tiene un rechazo que le ha impedido ganar tres elecciones. Su padre tiene una credibilidad mayor que la de Keiko, Kenji o cualquier integrante de la bancada: tras 35 años sigue siendo el principal activo del fujimorismo, con el poder y la influencia para orientar la discusión política.

*Antropóloga, docente e investigadora peruana, analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.