Esequibo: soberanía, petróleo…y Exxon Mobil

318

Victoria Korn

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) rechazó la medida provisional que solicitó la República Cooperativa de Guyana con pretensiones de suspender el referéndum consultivo sobre la Guayana Esequiba que convocó el gobierno venezolano para este domingo 3 de diciembre.

De acuerdo con la orden que leyó en La Haya la juez Joen Donoghue, presidenta del Tribunal, Guyana busca proteger los territorios adjudicados en el Laudo de París. La Corte considera que el derecho de Guyana es plausible para solicitar medidas de la CIJ y que Venezuela debe «abstenerse de cualquier acción que modifique la situación actualmente vigente en el territorio en disputa»,una zona de 160.000 kilómetros cuadrados, rica en petróleo y recursos naturales.Una mujer vende frutas frente a un mural del mapa de Venezuela con el territorio del Esequibo incluido, en Caracas, Venezuela, el miércoles 29 de noviembre de 2023.

La CIJ consideró que, “a la luz de la fuerte tensión que caracteriza actualmente las relaciones entre las partes, las circunstancias mencionadas presentan un grave riesgo de que Venezuela adquiera y ejerza control y administración” del territorio Esequibo en disputa.

Caracas reconoce como único instrumento legal para resolver esta controversia el Acuerdo de Ginebra, firmado en 1966 con Reino Unido (antes de la independencia guyanesa), y que establece bases para una solución negociada, pero esas negociaciones se extendieron durante más de dos décadas sin resultados y Guyana busca una solución a través de la CIJ.

Quizá para presionar a la CIJ, Guyana advirtió de que el referendo “está diseñado para obtener un mandato popular abrumador para que el gobierno (venezolano) rechace la competencia de la Corte e impida un fallo futuro de la Corte” y alertó de que Venezuela busca “anexar e incorporar a su territorio la región del Esequibo de Guyana”, y “otorgar la nacionalidad venezolana a su población”.

El Esequibo equivale al 70% del territorio guyanés, donde viven 125.000 de los 800.000 habitantes de este país que se independizó del Reino Unido en 1966.. El tribunal no aludió directamente al referéndum del próximo domingo, ni pidió a Venezuela la cancelación del referéndum consultivo.

La segunda medida indicada por la Corte es para las dos partes, solicitando que no avancen en acciones que afecten el proceso en curso, el mismo que Venezuela rechaza. En octubre, Guyana presentó la solicitud de medidas provisionales por considerar que Venezuela no debe celebrar el referéndum, al menos hasta que la CIJ se pronuncie sobre la validez del Laudo Arbitral de 1899, solicitud previa que data del 29 de marzo de 2018.

Cabe recalcar que esta consulta de este domingo la convocó la Asamblea Nacional de Venezuela, luego que Georgetown otorgara contratos de perforación petrolera en aguas por delimitar entre ambos países.

La Guayana Esequiba es parte del territorio venezolano desde los tiempos de la Capitanía General de Venezuela. Fue arrebatado en 1899, a través de un fraudulento laudo arbitral, que beneficiaba a  Inglaterra y Estados Unidos. Este domingo, 20 millones 694 mil 124 electoras y electores venezolanos están convocados a responder cinco preguntas en este referéndum. Sobre estas, el Estado venezolano emprenderá acciones para ejercer su soberanía sobre este territorio.

La CIJ

El  21 de noviembre, la CIJ celebró audiencias con el fin de escuchar a las dos partes involucradas en la controversia territorial.De igual manera, el Estado venezolano solicitó rechazar la petición de Guyana y presentó evidencias que dejan clara la parcialidad de la CIJ, sobre la disputa por el Esequibo, a favor de los intereses de Guyana y Estados Unidos. Venezuela no reconoce la jurisdicción de la CIJ para esta controversia.

Según el gobierno de Guyana, presidido por Irfaan Ali, el referendo es una violación del derecho internacional. Además de negarse al diálogo y violar sistemáticamente el Acuerdo de Ginebra, asegura que el país podría tener consecuencias irreversibles para la disputa territorial.

Nicolás Maduro exhortó a su par guyanés, Mohamed Irfaan Ali, sobre el Esequibo. Foto: composición LR/AFPEl presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, tildó a su par guyanés, Irfaan Ali, de «esclavo» del gigante petrolero estadounidense ExxonMobil.

La reivindicación de Venezuela se intensificó desde el descubrimiento de petróleo en el Esequibo por ExxonMobil en 2015.Guyana anunció el mes pasado otro importante descubrimiento que añade al menos 10.000 millones de barriles a las reservas del país, haciéndolas mayores que las de Kuwait o Emiratos Árabes Unidos.Guyana posee así las mayores reservas de petróleo per cápita del mundo y Venezuela, las mayores reservas probadas del planeta.

El miembro de la Comisión en Defensa del Esequibo, Julio César Pineda, denunció que la ExxonMobil pudo haber pagado alrededor de 15 millones de dólares para la defensa jurídica de Guyana ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), en controversia con Venezuela.

Agregó que Guyana, tras descubrir los yacimientos de petróleo en el territorio disputado, involucró a la CIJ. Para ello, “hizo una jugada que no esperábamos de complicidad” con el secretario general de Naciones Unidas, “sin haber agotado todos los recursos que son diplomáticos y políticos”.

Cabe recordar que Guyana, tras el hallazgo de los yacimientos petrolíferos, concedió permisos de explotación a la estadounidense ExxonMobil en territorio Esequibo. Recientemente, la petrolera inició los trabajos de producción en zonas del mar pendientes por delimitar entre Guyana y Venezuela.

La vicepresidenta ejecutiva de Venezuela, Delcy Rodríguez, celebró el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ). “Guyana fue por lana y salió trasquilada“, expresó la funcionaria. La medida provisional que solicitó el gobierno guyanés, lo cual no le fue concedido, era que Venezuela no incluyera las preguntas 1era, 3ra y 5ta en el referendo consultivo, y tampoco ninguna pregunta que invalidara las cuestiones que está conociendo, en su demanda unilateral, la CIJ.

Delcy Rodríguez recordó que Venezuela ejerció su defensa, ante el hecho de que este sea un asunto de dominio interno y exclusivo del Estado venezolano. Asimismo destacó la condición de Guyana como ocupante de facto, mas “nunca ha tenido ni tendrá derechos sobre ese territorio“.

*Periodista venezolana, analista de temas de Centroamérica y el Caribe,  asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.