Coalición con el bloque de Lira rebaja el horizonte programático del gobierno de Lula

455

Jeferson Miola

Para Caio Megale, economista jefe de XP, la agencia de corredores de bolsa más grande de Brasil, el gran mérito del ministro Fernando Haddad en el primer semestre fue “deshacer la percepción de un cambio en la política económica o el retroceso de los avances logrados en los últimos cinco o seis años”.

¿Qué entiende, al fin y al cabo, el banquero de XP por los “avances logrados” que Haddad no revirtió? Son los reveses laborales y previsionales, la obscena privatización de Eletrobrás y de áreas de Petrobrás, la autonomía del Banco Central, el marco de saneamiento y el Tope de Gastos, que ganó una nueva forma de “marco fiscal”.

El período al que se refiere Megale, “en los últimos cinco o seis años”, es el ciclo iniciado por el usurpador Michel Temer con el impeachment fraudulento de la presidenta Dilma Rousseff, en 2016, y continuado en el gobierno fascista-militar presidido solo nominalmente por Jair Bolsonaro, pero comandado de facto por el partido de los generales.

Durante este período del golpe, se estableció el marco jurídico-legal que santificó los derechos divinos del capital y las finanzas en Brasil en detrimento de enormes urgencias sociales y nacionales. Arthur Lira, el jefe del sistema de chantaje, abuso y extorsión de la Diputadocracia, fue pieza clave para preservar los “logros” mencionados por el banquero XP.

Controlando el esquema multimillonario presupuestario secreto que alimenta la corrupción y las prácticas demagógicas en las parroquias electorales al por menor y al por mayor, Lira maneja la agenda de la Cámara, y también define la posición de la mayoría diputado-crática en relación a los asuntos votados -tanto a favor como a favor-. Contra el gobierno.

En un momento de crítica exposición política por la publicidad del aumento de su patrimonio y sus esquemas de corrupción con el presupuesto secreto, Lira sorprendió con la decisión de acelerar la aprobación de la reforma tributaria parcial, que no cambia el carácter regresivo e injusto del sistema fiscal brasileño, pero distrae a la opinión pública con respecto a sus numerosas trampas y denuncias, incluidos abusos y violencia contra su exesposa.

Apoiado por PT e PL, Lira consolida favoritismo absoluto na Câmara | VEJALira hábilmente sacó sus escándalos de las noticias y ganó el tiempo necesario para obtener, en el STF, la suspensión de las indagatorias e investigaciones sobre sus esquemas de corrupción en Alagoas, lo que sucedió por una medida del ministro Gilmar Mendes, el 6 de julio.

Con la demostración de su fuerza y poder indiscutible en la Cámara, Lira salió aún más fuerte ante Faria Lima y el gobierno. Blindado y fortalecido, incluso se adelantó una semana al receso legislativo. Y, además, para escapar del radar mediático, sigue burlándose de disfrutar de un viaje en crucero a la isla de Safadão –el cantante, por supuesto–.

El alojamiento del bloque de Arthur Lira en la Esplanada dos Ministérios comenzó con la toma de posesión del bolsonarista Celso Sabino, del Sindicato Nacional [PFL + PSL], en el Ministerio de Turismo.

Dirigentes del gobierno de Lula indican que la asamblea de la coalición con el diputado de Lira procederá con la designación de otros políticos conservadores y de derecha que incluso apoyaron al gobierno fascista-militar con notable fervor y devoción.

La coalición que el gobierno hace con el diputado, entregando ministerios a cambio de un respiro en la Cámara, podría traer la estabilidad anhelada por el presidente Lula; pero, por otro lado, marcará la degradación del horizonte programático del gobierno.

La revelación del banquero Caio Megale con la preservación de los “avances logrados”, así como la posición de Caio Megale é o novo economista-chefe da XP - InfoMoneyArthur Lira, contraria a la reversión de los retrocesos impuestos al pueblo y la soberanía brasileña tras el golpe, son factores que limitan el alcance de la las posibilidades del gobierno a un horizonte social-liberal muy limitado, lo que podría imposibilitar que el gobierno responda a las necesidades urgentes de las inmensas mayorías sociales.

De confirmarse esta trayectoria, el gobierno no podrá responder a las expectativas y esperanzas puestas por el pueblo en la fórmula Lula-Alckmin, lo que podría resultar en la pérdida de apoyo popular para el propio gobierno.

*Miembro del Instituto de Debates, Estudios y Alternativas de Porto Alegre (Idea), fue coordinador ejecutivo del V Foro Social Mundial. Colaborador del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.