Guatemala: ganó el voto nulo, pero Sandra Torres y Bernie Arévalo van al balotaje

588

Victoria Korn

El conteo de la primera vuelta electoral determinó que la exprimera dama Sandra Torres, del partido Unidad Nacional de la Esperanza (UNE); y Bernardo Arévalo, del partido de oposición Movimiento Semilla, se enfrentarán en una segunda vuelta el próximo 20 de agosto.

Sin embargo, la primera opción elegida en las urnas por los guatemaltecos no fue la de Torres, sino la del voto nulo, que ascendió al 17.3%.Esto refleja el hartazgo generalizado entre la población por las múltiples denuncias de corrupción, fraude y el bloqueo por parte de las autoridades electorales de candidatos que, según las encuestas contaban con altas posibilidades de triunfo, y que promovieron este voto nulo como símbolo de protesta.

Este resultado es interpretado como un castigo a la «vieja política» y un rechazo al sistema político actual. Unos 9.3 millones de guatemaltecos estaban habilitados para elegir al presidente que sustituirá a Alejandro Giammattei -que dejará la Presidencia bajo acusaciones de malos manejos-, 160 diputados y 340 alcaldes para el período 2024-2028.

En 2011 Sandra Torres Casanova se divorció de su esposo, el presidente en aquel momento, Álvaro Colom Caballeros, para poder participar en las elecciones de dicho año. A poco más de una década de su separación, la ex primera dama se encuentra nuevamente cerca de gobernar el país: fue la ganadora de la primera vuelta con algo más del 15 % de los votos.

Torres, que pasó de la socialdemocracia a una tendencia más conservadora, se enfrentará a Bernardo Arévalo, la sorpresa de la centroizquierda, cuyo partido nació de las protestas que sacudieron el país en 2015,  que desencadenan la caída del presidente.

El resultado de las elecciones generales celebradas este domingo 25 de junio no logró que ninguno de los 21 candidatos a la presidencia alcanzara la mayoría necesaria para definir en esta primera vuelta al próximo mandatario de Guatemala.

El candidato presidencial del partido Semilla, Bernardo Arévalo, habla con miembros de su partido mientras asiste a una conferencia de prensa luego de la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Guatemala en la Ciudad de Guatemala, Guatemala, el 25 de junio de 2023. REUTERS/Cristina Chiquin
Bernardo Arévalo, conocido como “Tío Bernie”, hijo del expresidente Juan José Arévalo Bermejo. líder de Semilla, ha sido la sorpresa, pero rozó el 12 por ciento, con el voto urbano como base de apoyo.

Su caballo de batalla han sido las denuncias anticorrupción, lo que le valió el reconocimiento de una cantidad inesperada de votantes que ven en él una renovación frente a otras fuerzas tradicionales. Es una incógnita qué capacidad de negociación tendrá de cara al ballotage.

“El electorado estaba harto, cansado de un sistema político cooptado por estos grupos de siempre y lo que estaba buscando era una alternativa decente y creíble. Nosotros no figurábamos en las encuestas pero siempre dijimos que nosotros no veníamos a ganar encuestas, veníamos a ganar en las urnas”, dijo tras los comicios.

Manuel Conde, del partido oficial VAMOS, Armando Castillo de Visión con Valores (VIVA) y Edmond Mulet de Cabal, lograron sufragios con rangos parecidos, siendo estos 7.83%, 7.30% y 6.74% de los votos, respectivamente. Tampoco recibió suficientes apoyos la hija del exdictador Efraín Ríos Montt, Zury Ríos.

Fueron elecciones atípicas, ya que el outsider Carlos Pineda, el candidato favorito con 23% de adhesión en las encuestas, que abanderaba el voto antipolítico y anti establishment, quedó fuera de la campaña. Las elecciones se desarrollaron pese a las críticas a las autoridades electorales, señaladas por su poca independencia y credibilidad.Carlos Pineda, uno de los candidatos excluidos de la contienda.

Los magistrados del Tribunal Electoral ya habían negado en febrero la inscripción del Movimiento de Liberación de los Pueblos (MLP), organización de izquierda encabezada por la líder maya Thelma Cabrera y el exprocurador de derechos humanos Jordán Rojas, y también la del  el hijo del expresidente Ávaro Arzú, Roberto Arzu García-Granados.

Además de los desmanes del poder electoral, el proceso electoral quedó marcado por el juicio contra el periodista José Rubén Zamora, condenado  por lavado de dinero, en clara persecución política contra el fundador de elPeriódico, medio que publicó decenas de investigaciones por casos de corrupción que involucraban al actual presidente y altos funcionarios.

 

*Periodista venezolana, analista de temas de Centroamérica y el Caribe,  asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

 

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.