Principio de acuerdo para evitar un default catastrófico de EU

  ▲ Hemos llegado a un principio de acuerdo digno del pueblo estadunidense, aseguró el líder republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy.
479

Mirko C. Trudeau.

El presidente estadounidense Joe Biden y legisladores republicanos alcanzaron la noche del sábado un acuerdo que evitará que la mayor economía del mundo caiga en un incumplimiento de pago de la deuda externa, que tendría repercusiones a nivel global.

El acuerdo para elevar el techo de la deuda estadounidense, que había sido fijada en 31.4 billones de dólares, pone fin a un estancamiento en las negociaciones que se prolongaron durante meses y que tensó a los mercados internacionales conforme se acercaba la fecha límite –a partir del 5 de junio el gobierno estaría imposibilitado para cumplir sus compromisos financieros–, por las repercusiones que genera la economía estadounidense sobre el resto del mundo. De no lograrse finalmente el acuerdo, EEUU podría incurrir en un default, pues el Tesoro estadounidense dejaría de cumplir con sus compromisos financieros el 5 de junio.Biden junto a McCarthy (REUTERS/Leah Millis)

El entendimiento se produjo después de que Biden conversó la noche del sábado durante 90 minutos con el líder republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, así como con los líderes demócratas en ambas cámaras del Congreso. Este compromiso, alcanzado el sábado y fruto de arduas tratativas, deberá ser refrendado con carácter de urgencia en el Congreso por el Senado y la Cámara de Representantes.

El borrador del proyecto de ley para elevar el techo de la deuda de Estados Unidos es un «compromiso», «significa que no todos obtienen lo que quieren» pero “»previene lo que podría haber sido un default catastrófico y podría haber llevado a una recesión económica», subrayó el presidente”, destacó Biden en un comunicado.

Los líderes de los partidos se enfrentan ahora a una carrera contrarreloj para lograr que el acuerdo se apruebe en el Congreso, con los republicanos de extrema derecha y los demócratas progresistas criticando las concesiones hechas para sellar el acuerdo.

Estabilidad después de 2024

Una de las piezas más importantes es un acuerdo presupuestario de dos años que mantendría el gasto estable para 2024 e impondría límites para 2025 a cambio de elevar el límite de deuda durante ese periodo, empujando la volátil cuestión política más allá de las próximas elecciones presidenciales. El pacto implica recortes al gasto e incluye requisitos para los programas destinados a los pobres, a lo que se oponían los demócratas. Acabo de colgar el teléfono con el presidente hace un rato, tuiteó McCarthy. Después de que perdiera el tiempo y se negara a negociar durante meses, hemos llegado a un principio de acuerdo digno del pueblo estadounidense.

Biden: EE. UU. puede "evitar un default" sobre su deudaLos líderes de los partidos se enfrentan ahora a una carrera contrarreloj para lograr que el acuerdo se apruebe en el Congreso, con los republicanos de extrema derecha y los demócratas progresistas criticando las concesiones hechas para sellar el acuerdo.

McCarthy espera que el miércoles la Cámara de Representantes vote el proyecto de ley para elevar el techo de la deuda. Además, el líder republicano informó que conversará de nuevo con Biden y supervisará la redacción final del proyecto, que de no aprobarse orillará a Estados Unidos a incurrir en un incumplimiento del pago de su deuda. El acuerdo incluye liberar el techo de la deuda durante dos años, lo que significa que no habrá necesidad de negociar en 2024, en plenas elecciones presidenciales. Los recortes que querían los republicanos no figuran en el pacto, aunque el gasto no destinado a defensa se mantendrá prácticamente igual el año que viene, y sólo aumentará nominalmente en 2025

Uno de los principales puntos de desacuerdo entre ambas filas es la petición de los republicanos de condicionar ciertas prestaciones sociales, como la ayuda alimentaria en el trabajo.

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, dijo que conseguir un acuerdo era crítico para la economía global, al tiempo que enfatizó que Estados Unidos necesita hacer más para reducir su deuda pública.

*Economista, politólogo y analista estadounidense, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE)

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.