Un complot de “inteligencia”, militares y millonarios colocó a Boris Johnson

Isabella Arria

La portavoz de la cancillería rusa, María Zajárova, comentó  la filtración de unos correos electrónicos que revela un complot de las élites del Reino Unido en medio del Brexit, la salida de Londres de la Unión Europea (UE) con el fin de destituir a la entonces primera ministra, Theresa May.

Uno de los objetivos de los conspiradores fue fortalecer las relaciones en el ámbito de seguridad entre Londres y Washington, señaló el portal The Grayzone, que señaló que personas relacionadas con los servicios de inteligencia, los organismos militares y de defensa, así como unos millonarios, promovieron el reemplazo de May por Boris Johnson y un Brexit más duro.Rusia: ″mercenarios israelíes″ combaten junto al Batallón Azov en Ucrania |  El Mundo | DW | 04.05.2022

Uno de sus objetivos consistió en fortalecer las relaciones en el ámbito de seguridad entre Londres y Washington, señaló The Grayzone. El portal recibió los correos electrónicos de una fuente anónima, pero verificó su autenticidad usando metadatos.

Las acciones fueron lideradas por Gwythian Prins, miembro del Grupo Consultivo de Estrategia del jefe del Estado Mayor de la Defensa, y Richard Dearlove, exjefe de la agencia de inteligencia británica. Prins escribió una carta fechada en agosto de 2018 que incluía una solicitud para «destituir a esta primera ministra».

Su correo indica que los participantes en el complot intentaban «bloquear cualquier acuerdo derivado del desastroso y cobarde, White Paper de Chequers [que detallaba cómo May quería impulsar la salida del Reino Unido]; garantizar la salida en términos limpios de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Indicaba también estimular “la destitución de la primera ministra para reemplazarla por alguien apto para este propósito. O sea, limpiar el servicio público, contaminado de arriba hacia abajo».

Meses después, el funcionario escribió a Dearlove haciendo referencia a May, y le indicó: «Ahora mátala». «May debe irse. Los detalles de cómo se hará serán escuchados por ‘C’ [el nombre en clave de Dearlove en los mensajes] el 18 de septiembre», afirmó en otro correo.

En cuanto a los patrocinadores económicos del complot, The Grayzone reportó que el plan supuestamente fue financiado, entre otros, por Tim y Mary Clode, que residen en unas dependencias de la Corona británica ubicada en el canal de la Mancha, Jersey.

Julian ‘Toby’ Blackwell, propietario de la empresa editorial Blackwell, presuntamente también participó en la financiación. Las acciones tuvieron éxito y May perdió su cargo, tras lo cual Boris Johnson llegó al poder.

MI16, la central del espionaje

Mientras tanto, un correo electrónico más reciente, enviado por Prins en enero de 2022, indica que la candidatura de Johnson ya no le parece la más adecuada. «Estoy llegando a la conclusión de que no puedo vislumbrar cómo el primer ministro va evitar su hundimiento. Ha perdido tanto el control de su mente y la fuerza de voluntad que, ¿quizás esto sería para el mejor?», afirmó.

Como posibles candidaturas alternativas, mencionó al ministro de Hacienda, Rishi Sunak, y la ministra de Relaciones Exteriores, Liz Truss. En ese contexto, señaló que tuvo una cena con uno de los patrocinadores de Johnson que le dijo que había «transferido su dinero a Truss».

Sobre las filtraciones, Zajárova escribió en su cuenta de Telegram que la información revelada indica que «la monarquía parlamentaria británica no es muy consistente en cuanto a supuestos ideales democráticos». Se preguntó si «tal cambio de poder es un golpe de estado o una intriga», y ella misma se respondió: «Es una tradición meramente inglesa. Como los envenenamientos».

* Periodista chilena residenciada en Europa, analista asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE)

Los comentarios están cerrados.