Biden elimina algunas medidas de Trump contra Cuba, pero mantiene el bloqueo

Elmer Pineda dos Santos

El gobierno del presidente estadounidense Joe Biden anunció medidas que revierten algunas de las más de 240 decisiones tomadas por la administración de Donald Trump, que para el gobierno cubano representan un paso limitado en la dirección correcta, que no modifica en absoluto el bloqueo dispuesto por Washington hace más de 60 años.

Washington, que ve crecer el descontento de los países de la región por la exclusión de Venezuela, Cuba y Nicaragua d la Cumbre de las Américas de junio próximo, anunció que aumentará los vuelos hacia Cuba, tomará medidas para relajar las restricciones sobre los viajeros estadounidenses a la isla, y levantará las limitaciones impuestas por Trump a las remesas que los inmigrantes pueden enviar hacia la nación caribeña.Estados Unidos se abre un poco a Cuba pero mantiene el bloqueo | MDZ Online

El anuncio del gobierno estadounidense no elimina las medidas principales en materia económica tomadas por Trump, quien anuló el acercamiento logrado durante el gobierno de Barack Obama, del que Joe Biden era vicepresidente. No modifican en lo absoluto el bloqueo, ni las medidas principales de cerco económico tomadas por Trump, como los listados de entidades que están sometidas a medidas coercitivas adicionales.

Según el gobirno cubano, tanpoco revierten la inclusión arbitraria y fraudulenta de Cuba en la lista del Departamento de Estado sobre países que supuestamente son patrocinadores del terrorismo, una de las principales causas de las dificultades con las que tropieza Cuba para sus transacciones comerciales y financieras en muchas partes del mundo, apuntó la cancillería cubana.

El Departamento de Estado estadounidense indicó que retirará el límite actual de mil dólares trimestrales a las remesas familiares y permitirá las remesas no familiares, que brindarán apoyo a emprendedores independientes cubanos. Washington también consentirá vuelos programados y fletados a otros lugares además de La Habana, señaló la agencia.

A cinco años de la visita de Obama a La Habana nada indica que Biden retome  las relaciones con Cuba
A cinco años de la visita de Obama a La Habana nada indica que Biden retome las relaciones con Cuba

También anunció que tomará medidas para reinstaurar el Programa de Permiso de Reunificación Familiar Cubano, el cual tiene un retraso de más de 20 mil solicitudes, e incrementará los servicios consulares y procesamiento de visas.

Con estas medidas, nos proponemos apoyar las aspiraciones de libertad y de mayores oportunidades económicas de los cubanos para que puedan llevar vidas exitosas en su país, dijo Ned Price, portavoz del Departamento de Estado. Seguimos haciendo un llamado al gobierno de la isla a que libere de inmediato a los presos políticos, respete las libertades fundamentales del pueblo cubano y le permita determinar su propio futuro, añadió.

El canciller cubano Bruno Rodríguez dijo que “es posible identificar algunas de las promesas del presidente Biden durante la campaña electoral de 2020 para aliviar decisiones inhumanas tomadas por el gobierno del presidente Trump, que endurecieron el bloqueo a niveles sin precedente y la política de ‘máxima presión’ desde entonces aplicada contra nuestro país”.

Añadió que para conocer el alcance real de este anuncio, deberá esperarse por la publicación de las regulaciones que determinarán su aplicación y reiteró su disposición para iniciar un diálogo respetuoso y en pie de igualdad con Estados Unidos. El cambio de política se anunció tras una revisión que comenzó poco después de una serie de protestas en la isla en julio pasado, las más grandes en décadas.

Desde el 2019, el bloqueo se recrudeció en extremo aprovechando de manera oportunista el contexto de la pandemia de la Covid 19, la crisis internacional y la consecuente depresión económica. Sin exageración, las consecuencias de este cerco pueden calificarse como devastadoras. El incremento de la migración es muestra de ello, señaló la cancillría cubana.

Y agrega que “al dar estos pasos limitados, el Departamento de Estado utiliza un lenguaje abiertamente hostil, acompañado de calumnias tradicionales y nuevas falacias puestas de moda en los últimos meses, demostración de que no han cambiado los objetivos de la política de EEUU contra Cuba, ni sus principales herramientas”.

El gobierno de Cuba reiteró, asimismo, su disposición a iniciar un diálogo respetuoso y en pie de igualdad con el gobierno de Estados Unidos, sobre la base de la Carta de las Naciones Unidas, sin injerencia en los asuntos internos y con pleno respeto a la independencia y la soberanía.

Washington y La Habana entablaron conversaciones en las últimas semanas, en medio de un incremento de cubanos que intentan emigrar sin documentos hacia Estados Unidos. La primera semana de abril, la embajada estadounidense en La Habana reanudó el procesamiento de visas para cubanos, aunque de forma limitada, más de cuatro años después de poner fin a los servicios consulares en la isla.

El senador demócrata Robert Menendez, presidente del Comité de Relaciones Exteriores del Senado y enemigo de la Revolución Cubana, dijo que las medidas transmiten el mensaje equivocado al gobierno de Díaz-Canel, mientras los republicanos acusaron al mandatario de no apoyar lo suficiente a los disidentes cubanos.

* Periodista cubano asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE)

Los comentarios están cerrados.