Bolivia acusó a Macri de enviar municiones para reprimir la protesta social contra el golpe

Boris Acosta Reyes|

Bolivia denunció que en 2019 el gobierno de Argentina, en ese entonces en manos del neoliberal Mauricio Macri, envió armas que fueron utilizadas para reprimir las protestas contra el golpe de Estado cometido contra Evo Morales, que derivó en la asunción de la presidencia por parte de Jeanine Áñez.

El canciller boliviano, Rogelio Mayta, presentó la carta en una conferencia brindada en la noche del jueves en la que aseguró que “Argentina aportó con material bélico para que se pueda reprimir la protesta social y consolidar el gobierno de facto de Sostuvo que hubo una coordinación internacional («que contó con el envío de material bélico por parte de Ecuador y de Argentina, entre otros») para apoyar la represión del gobierno de facto de Añez, similar al Plan Cóndor durante los 70. Mauricio Macri colaboró con el golpe de Jeanine Añez.

Mayta dijo que la colaboración quedó demostrada con una carta que envió el 13 de noviembre, apenas dos días antes de que ocurriera la masacre de Sacaba y a menos de una semana de la masacre de Senkata,  por quien en ese entonces era el comandante general de la Fuerza Aérea Boliviana, el general golpista Jorge Terceros Lara, al exembajador de Argentina en Bolivia, Normando Álvarez García.

“Tengo bien dirigirme a su distinguida persona a objeto de agradecerle por la colaboración prestada a esta institución armada, en el marco del apoyo internacional entre nuestros países, debido a la situación conflictiva que vive Bolivia”, indica la misiva. Añade que se recibieron 40.000 balas de goma, 23 gases lacrimógenos en spray y 121 granadas de gas lacrimógeno.”, señalaba la misiva de Terceros

Terceros está en prisión preventiva desde el sábado por su participación en el golpe de Estado, al igual que el excomandante de la Armada Gonzalo Jarjuri Rada, mientras que quien era el comandante general de las Fuerzas Armadas, Williams Kaliman, está siendo buscado por la Policía boliviana e Interpol, ya que se fugó de su prisión preventiva domiciliaria.

Kaliman fue quien leyó el 11 de noviembre de 2019 el comunicado en el que las fuerzas militares pidieron la renuncia de Morales, que se concretó horas después.

Mayta señaló que esto se suma a una denuncia preexistente que indica que el gobierno de Ecuador de ese entonces, liderado por Lenín Moreno. La Asamblea Nacional ecuatoriana está evaluando si inicia un juicio político contra el expresidente por estos hechos. Mayta dijo este jueves que la información sobre el envío argentino también será enviada a la Justicia boliviana.

“Hubo una coordinación internacional (…). Estamos advirtiendo que la conducta de un gobierno extranjero ha colaborado para concretar graves violaciones de los derechos humanos”, recriminó. El presidente Luis Arce repudió “el apoyo del gobierno del expresidente de Argentina al golpe de Estado que vivimos en el año 2019”, escribió. “El envío de material bélico para reprimir al pueblo boliviano contraviene las normas internacionales”.

El actual mandatario argentino, Alberto Fernández, envió una carta a su par boliviano, con un pedido de disculpas. Fernández sustituyó a Macri en la Casa Rosada el 10 de diciembre de 2019 y sólo dos días después su gobierno otorgó asilo a Morales, quien permaneció en Argentina hasta que regresó a Bolivia en noviembre de 2020, cuando terminó el gobierno de facto con la asunción de Arce.

Fernández manifestó su “dolor y vergüenza” por la colaboración del gobierno de Macri “con las fuerzas que perpetuaron el golpe de Estado contra el gobierno constitucional del presidente Evo Morales”. El envío del material “no puede ser interpretado sino como un refuerzo a la capacidad de acción de las fuerzas sediciosas contra la población boliviana”, indica Fernández.luis arce bolivia

“Se trató de una colaboración […] con la represión militar y policial que sufrieron quienes defendían el orden institucional en su país”, reafirma el argentino. Por su parte, Arce reconoció “la solidaridad y el apoyo” de Fernández “al pueblo boliviano, así como su compromiso con la memoria, la verdad y la justicia”.

 

*Sociólogo y periodista bolivano, colaborador del Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.