Uruguay sin carnaval: La noche que el amor fue clausurado

Nicolás Centurión|

 Según la historiadora Milita Alfaro ésta es la quinta vez en la prolongada historia del carnaval uruguayo, que se suspende. La pandemia de covid-19 iniciada el 2020 extiende sus consecuencias hasta el 2021 y no parece tener fin.

La «nueva normalidad» produjo que el carnaval 2021 lo suspenda la novel intendenta de Montevideo, Carolina Cosse, perteneciente al centroizquierdista Frente Amplio. Esto se da en el contexto de una puja entre el gobierno nacional liderado por el derechista Luis Lacalle Pou y la propia intendenta Cosse por la asunción de medidas para paliar la curva ascendente de contagios.

Resultado de imagen para carolina cosse

El comunicado de suspensión fue a través de un escueto twitter en la cuenta oficial de la intendencia capitalina. La forma y el contenido fueron criticados duramente por varios integrantes de distintos conjuntos carnavalescos.

Esta medida se suma a la compleja situación de los trabajadores y trabajadoras de la cultura, que han pasado meses con los teatros y locales cerrados. Luego de la reapertura, el aforo se redujo a un 30% en una economía perimida, donde tener una banda de música o llevar adelante una obra de teatro, las más de las veces, es “por amor al arte”.

El arte contestatario, crítico e irreverente siempre ha sido la piedra en el zapato del poder. La pandemia le ha puesto tapabocas a los espacios donde las artes se desarrollan. Nos han robado el encuentro. La comunión y la cercanía de los encuentros luego de una obra de teatro, un slam de poesía o la bajada de una murga, hoy se reducen a una sesión de zoom.

Nos han metido en otra burbuja además de la del consumismo, el individualismo y el egoísmo: la del miedo. Cóctel perfecto para que el otro no sea la patria, que el otro sea cada vez más ajeno y pase a revestir peligro.Puede ser una imagen de de pie y texto que dice ""Todos somos culpables si decidimos mirar para otra parte" CURTIDORES DE HONGOS 2018 /momocarnaval /momo_carnaval /momocarnaval MO CARNAVAL"

El arte en todas sus aristas ha sido sustancial para hacerle trampa por unos instantes al confinamiento y la cuarentena. Hoy que el desahogo y la crítica es más necesaria que nunca ante una etapa civilizatoria inédita, el carnaval en Uruguay ha sido suspendido.

A la larga lista de componentes, utileros, técnicos y artistas que se han perdido, se suman las fuentes de trabajo indirectas que genera el carnaval; que además pasan a engrosar la fila de los miles de desempleados y en seguro de paro que sobreviven en el país.

El coro popular, representado sobre todo por la murga, este 2021 se ha visto callado.Las sensaciones que quedan son las de un limbo entre cuidar la salud de la población y evitar un foco de contagio y la impotencia por haberse quedado de la noche a la mañana sin el carnaval más largo del mundo y todo lo que ello implica.

Las series, películas y caricaturas de la psicología siempre nos muestran síntomas y soluciones individuales, pero este hecho social no puede verse más que como una angustia colectiva porque no hay carnaval.

Resultado de imagen para Araca la Cana y “Catusa” Silva
Araca la Cana y “Catusa” Silva

Este año, donde conjuntos como la murga La Gran Muñeca cumple 100 años, parodistas Momosapiens 30; donde han fallecido referentes históricos como Cachila Silva en el candombe de la comparsa de negros y lubolos C1080 y “Catusa” Silva, creador de la mítica retirada de la murga Araca la Cana del año 1973. Un año oscuro para Uruguay, donde el 27 de junio de ese mismo año se consumara el golpe de Estado.

En el verano de es fatídico 1973 del golpe cívico-militar, mientras Uruguay se veía sumido en un clima autoritario sin parangón, la murga cantaba: “Pueblo, por tu esencia vive el hombre/Si su mano te responde, no temas a la verdad/Araca, es tu murga compañera/Quiere que en tu primavera/Florezca la libertad./Araca, es la murga compañera/De un pueblo que construye su senda verdadera/Nace en carnaval nuestro destino/Forjemos el futuro por el mismo camino”

Resultado de imagen para Murga Queso Magro
Murga Queso Magro

La bronca arrinconada en la garganta por no poder cantar ni un solo verso, viajando de tablado en tablado y dejando su espectáculo por los barrios, se hizo canción en una ingeniosa apuesta por parte de la murga Queso Magro. Allí la crítica corre parejo tanto para el Partido Nacional y Partido Colorado como para el Frente Amplio.

Otra vez la imaginación y el ingenio popular sale a escena. Como cuando en dictadura se gambeteaba la censura con metáforas que nunca entraban en el radar de la comprensión castrense.Otra vez el pueblo trabajador estará a la talla para que las retiradas vuelvan a sonar en las gargantas roncas de Montevideo.

Este 2021 se escuchó cantar “Sombra de la sombra de una esquina/La noche que el amor fue clausurado” pero ojalá que más pronto que tarde, la crítica sea el canto que en febrero Dios Momo elija para que la popular barriada vuelva a decir: ¡Salú carnaval!

* Licenciado en Psicología, Universidad de la República, Uruguay. Miembro de la Red Internacional de Cátedras, Instituciones y Personalidades sobre el estudio de la Deuda Pública (RICDP). Analista asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, estrategia.la)

Deja una respuesta