Elecciones parlamentarias en Venezuela/ Dossier

Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico|

El mundo se encuentra transitando por una crisis de carácter orgánica y estructural, que pone en jaque la forma en que se establecen las relaciones sociales de producción dentro del sistema capitalista. Esta crisis se expresa a través de la agudización de las contradicciones entre los actores que detentan la apropiación de las riquezas del mundo.

Existen distintas fuerzas sociales en el marco de esta lucha intercapitalista, y hay dos que se enfrentan de manera principal, que son las fuerzas globalistas y las neoconservadoras. Hacia adentro, ambas fuerzas contienen fracciones de clase (tanto del polo del capital como del polo del trabajo) que disputan también la conducción de la Fuerza Social, pero para ello necesitan construir las relaciones de fuerza que les permitan imponer su voluntad.

Cada una de las fracciones que componen esta fuerza, representan un interés de clase, y pretenden acaudillar bajo su dominio a todas las fracciones de clase para imponer su programa.

En la búsqueda de controlar la riqueza, la nueva estrategia utilizada por los imperios, además de las guerras convencionales, han sido la de las guerras híbridas o guerras difusas y que se orientaron a explotar las debilidades y límites políticos, militares y económicos de aquellos gobiernos y procesos políticos considerados hostiles. Esta guerra se expresa en ataques diplomáticos, económicos, militares y psicológico/mediáticos.

La República Bolivariana de Venezuela no ha estado para nada exenta de esta realidad, sino precisamente todo lo contrario: ha sido foco de agresiones imperiales desde que, en 1999 de la mano de Hugo Chávez Frías, comenzó un proceso de distribución de la riqueza que profundizó su orientación revolucionaria a través de la implementación del Socialismo del siglo 21, con espíritu bolivariano, latinoamericanista y popular, y con capacidad de calar hondo en el mundo entero, actuando como uno de los más importantes modelos revolucionarios de este siglo.

En Venezuela, el proceso de enfrentamiento entre fuerzas opuestas (revolucionarias y contrarrevolucionarias) se fue profundizando año a año y ha ido disputando poder en distintos combates.Analizar estos enfrentamientos ayuda a comprender la dinámica que asume la guerra multidimensional contra el proceso revolucionario de la República Bolivariana de Venezuela en la geopolítica latinoamericana y caribeña.

Esto es: estudiar el comportamiento de las fuerzas sociales en pugna (quiénes se enfrentan, quiénes se alían) y en función de eso construir posibles escenarios. ConocimIento que aporte a la acción transformadora. A continuación analizaremos cómo se desarrolla el enfrentamiento entre fuerzas sociales en el escenario de las elecciones parlamentarias de Venezuela 2020, con iniciativa de la fuerza social revolucionaria. Entendemos esta batalla como hecho de interés geopolítico para la región de América Latina y el Caribe.

Acceda al dossier completo:

Elecciones Venezuela.pptx’-5

Deja una respuesta